09 ago 2020

Ir a contenido

ALERTA EN EL PAÍS TRANSALPINO

Italia aísla a 50.000 vecinos por el coronavirus, que se cobra el primer muerto

En un solo día se han detectado un total de 17 nuevos infectados, seis de ellos en Codogno (Lombardia), una pequeña ciudad a unos 60 kilómetros al sudeste de Milán

Protección Civil está preparando dos estructuras sanitarias militares en el norte del país para atender a posibles casos

Europa Press / Rossend Domènech

Personal sanitario lleva camas al hospital de Codogno, en Italia.

Personal sanitario lleva camas al hospital de Codogno, en Italia. / AP

Casi 50.000 personas del norte de Italia están sometidas desde este viernes a medidas de prevención contra el coronavirus covid-19, que se ha cobrado ya su primera víctima mortal en el país. Entre estas medidas figura la recomendación de que permanezcan encerrados en sus casas, no lleven los hijos a las escuelas, no frecuenten bares, gimnasios, discotecas, iglesias durante las misas y tampoco otros centros que comporten masificaciones, a excepción, por ahora, de farmacias y tiendas de alimentación. Todo el compendio de medidas serán incluidas en una ordenanza de Sanidad, que será difundida en las próximas horas, probablemente este sábado, según dijo el titular del ministerio, Roberto Speranza.

Protección Civil ha anunciado también que está preparando dos estructuras militares en el norte del país, con capacidad para 150 y 180 personas respectivamente, para "estar listos en caso de necesidad". Esta fue la información oficial de las autoridades italianas dada este viernes, después de los 14 primeros casos de contagiados en la provincia de Lodi, al sur de Milán. Por la tarde, Luca Zaia, presidente del Veneto (Venecia) informó sobre dos casos de contagio en su región, ninguno de los cuales había estado en China o mantenido contactos con personas procedentes de aquel país. Uno de los pacientes, de 78 años, ha muerto este viernes por la noche.

El foco infeccioso de la provincia de Lodi se concentra en siete pueblos y las investigaciones realizadas hasta el jueves indican a un bar de la localidad de Cologno como primer lugar de la divulgación del contagio, ya que la mayoría de los infectados lo frecuentaban. Era el bar que también frecuentaba un joven de 38 años, que se encuentra hospitalizado y en situación grave, después de ser supuestamente contagiado por un paciente que se encuentra bien de salud.  "Tenemos alrededor de 250 personas que fueron puestas en aislamiento y en pruebas [para el virus]", ha explicado el gobierno en una rueda de prensa, donde se ha instado a los residentes de las ciudades de Codogno, Castiglione d'Adda y Casalpusterlengo -con más de 35.000 ciudadanos en total- a no salir de sus casas por precaución. Como parte de las medidas contra el coronavirus, han cerrado escuelas, bares, gimnasios, discotecas, iglesias y otros lugares que comportan masificaciones, a excepción, por ahora, de farmacias y tiendas de alimentación.

Estas medidas se toman en respuesta a los seis nuevos casos de coronavirus que se han detectado en Codogno. "Es necesario aislar inmediatamente las zonas donde se desarrolló el virus para contenerlo", ha explicado el Comisionado de Protección Civil de Lombardía, Pietro Foroni.

"No debemos sembrar el pánico, pero tenemos que hacer entender a la gente que las medidas que se han tomado son esenciales para el bien de la comunidad", ha señalado el Presidente de Lombardía, Attilio Fontana. El Ministro de Salud, Roberto Speranza, y el jefe de la Agencia Nacional de Protección Civil, Angelo Borrelli, han acudido esta tarde a Lombardía para mantener una reunión de crisis con las autoridades locales.

El primer caso, un hombre de 38 años

Un hombre italiano de 38 años fue el primer caso. Fue hospitalizado el miércoles, pero como no tenía ninguna conexión obvia con China, los médicos no relacionaron inmediatamente sus síntomas con el coronavirus.

Después de que sus síntomas empeoraran y fuera admitido en cuidados intensivos su esposa informó a los médicos de que a principios de este mes había pasado un tiempo con un amigo que había regresado recientemente de China. Sin embargo, ignorando que estaba contaminado, el joven frecuentó bares, participó en un partido de fútbol y se entretuvo con parientes y amigos. Por estas razones, este jueves se ha alcanzado el número de 150 personas con las que estuvo en contacto, que ya han sido aisladas para la cuarentena de dos semanas, impuestas por los especialistas en este caso. Otras 160 personas que trabajan en la misma multinacional del joven infectado están siendo sometidas a las pruebas analíticas para comprobar si han sido infectadas.

La esposa, que está embarazada de ocho meses, fue una de las que dio positivo en el test de coronavirus, al igual que un hombre que practicó deportes con el de 38 años.

El hombre que estaba en China dio negativo, pero está siendo hospitalizado para más pruebas. Nunca tuvo ningún síntoma y si tuvo el virus, su infección puede haber terminado, dijeron las autoridades sanitarias.

Cuarentena

"Entre las personas que deben estar en cuarentena se encuentran los compañeros de trabajo de este hombre de 38 años, sus familiares y los médicos y enfermeras que lo atendieron en el hospital", ha señalado Gallera.

Según la agencia de noticias ANSA, el hombre trabaja en una sucursal italiana de Unilever, mientras que el amigo que hizo el viaje a China es un gerente de MAE, un productor italiano de fibras sintéticas.

La sala de emergencias que inicialmente trató al hombre de 38 años ha sido cerrada, y las autoridades también están considerando cerrar las escuelas de la zona.

Los otros tres casos de coronavirus en Italia son un par de turistas chinos de edad avanzada y un italiano que dieron positivo tras ser repatriados de Wuhan, el epicentro del brote en China. Los tres están hospitalizados en Roma.