28 mar 2020

Ir a contenido

Fauna salvaje

Grabado un lobo en las pistas de Núria

El Departament de Territori i Sostenibilitat tiene constancia de dos ejemplares de la especie en Catalunya

El Periódico

Un lobo se pasea por las pistas de esquí nevadas de Núria. / CEDIDA A ACN POR LLUIS TORRENT

Un vídeo de un lobo paseando tranquilamente por las pistas de esquí nevadas de la estación de Núria en el Ripollès (Girona) confirma la presencia de la especie salvaje en el territorio catalán. Las imágenes nocturnas las recogió este miércoles un trabajador de mantenimiento de las pistas, Lluís Torrent, cuando se topó con el animal.

En el momento del avistamiento, al lobo “se le veía tranquilo, se volvió y continuó haciendo la suya”, según ha explicado Torrent a la ACN. En uno de los vídeos se escucha como el trabajador alerta de una posible herida en una de las patas del lobo, ya que el animal cojea.

Torrent estaba acompañado de un compañero cuando grabó el video del lobo durante su paseo nocturno y recuerda como todo “pasó muy rápido pero no vi ninguna agresividad”. Las imágenes han circulado rápidamente por las redes sociales, reabriendo el debate sobre la presencia del lobo en Catalunya y la protección de la especie.

Se cree que se trata de un ejemplar de lobo ibérico, especie a la que se le está haciendo un seguimiento desde hace unos años desde el Departament de Territori i Sostenibilitat.

Lobos solitarios

La comisión de seguimiento del lobo ya había avistado al animal durante el 2019 gracias a cámaras automáticas localizadas estratégicamente. Concretamente, se registraron imágenes en tres ocasiones en el Port del Comte, mientras que en el Alt Ripollès se tomaron también tres fotografías durante los meses de junio, julio y setiembre. Según explica el Departament de Territori i Sostenibilitat, se trata de dos ejemplares, ambos machos y solitarios.

Por su parte, el naturalista y experto en lobos José María Massip declara que hace dos años ya se pudo fotografiar un el Ripollès y que por tanto "podría ser el mismo". Los ejemplares de lobo que se encuentran en los Pirineos, en Francia y en Catalunya provienen de la expansión natural de la población italiana de lobo. Según los estudios de Territori, entre 2000 y 2014 se ha tenido constancia de la presencia de lobos en territorio catalán cada año.

Actualmente, el lobo se encuentra en la sierra del Cadí-Moixeró y en la zona fronteriza con Francia de las comarcas de la Cerdanya y el Ripollès. No se descarta la presencia esporádica de más lobos pero por el momento no se ha establecido ningún grupo familiar ni tampoco se conoce con exactitud el número de ejemplares.