26 feb 2020

Ir a contenido

galicia

Una edil del PP de A Gudiña da a luz al tercer bebé del paritorio cerrado de Verín

El estado de la madre desaconsejaba su traslado a Ourense y ella también se negaba

El alcalde, al Sergas: "Es el mejor ejemplo de por qué no se debe cerrar"

Faro de Vigo

Una mujer, en la recta final de su embarazo.

Una mujer, en la recta final de su embarazo.

El paritorio de Verín registró ayer su tercer nacimiento desde que la Xunta de Galicia, avalada por informes técnicos, cerró el servicio. La madre, concejala del PP de A Gudiña, entró alrededor de las 9.30 horas de este martes al hospital comarcal, donde se desaconsejó su traslado el Complejo Hospitalario de Ourense por la dilatación y por su condición de quintuparturienta.

La madre mostraba unos síntomas avanzados de que el bebé estaba a punto de nacer y se solicitó la llegada de un pediatra desde la capital. Dos horas después, sobre las 11.05 horas, el niño ya había nacido en perfectas condiciones y el especialista solicitado no había llegado a tiempo. Fue sobre las 11.50 cuando la pediatra llegó a las instalaciones sanitarias de Verín, según pudo saber 'Faro de Vigo'.

La edil del PP de A Gudiña no quiso hacer ninguna declaración, pero fuentes cercanas a la familia, confirmaron el buen estado del niño nacido, que es el quinto de la edil popular de A Gudiña. La madre optaba por "estar tranquila y ahora disfrutar del momento para recuperarse lo antes posible", según manifestaron en su entorno.

La decisión de la madre fue de no despegarse de su hijo ni un momento, y con rechazo el protocolo remitido a los facultativos de Verín tras la decisión de la Xunta de cerrar el paritorio.

La concejala quería permanecer en concacto con su quinto niño tras el parto, que es lo que aconsejan diferentes estudios sanitarios. La grieta que produjo el cierre del paritorio de Verín el 30 de noviembre y sus consecuencias, siguen vivas, con discrepancias también dentro del partido que lidera Alberto Núñez Feijóo en Galicia.

El grupo de gobierno de la Xunta reiteró en diferentes declaraciones que los avales de informes técnicos desaconsejaban "tener abierto el paritorio". Sin embargo, desde el PP de Ourense, liderado por Manuel Baltar, y con alcaldes de la comarca en contra, reiteró su apoyo a reabrir el paritorio de Verín pese a que en el Parlamento de Galicia no se distanció del grupo de los populares.

Una entre la multitud de personas que salieron a la calle en la manifestación del 30 de noviembre en Verín contra el cierre del paritorio fue la madre que ayer decidió -por consejos médicas, principalmente pero también por principios- dar a luz en el hospital de Verín, donde profesionales y facultativos mantienen un encierro que dura 44 días y que involucra a toda la sociedad de la comarca, además a los demás hospitales rurales de Galicia.

Se manifestó contra el cierre

La edil popular se manifestó en contra del cierre del paritorio en la protesta que reunió a más de 15.000 personas por las calles de Verín. Además de expresar su firme rechazo a la medida de forma pública, también lo hizo de forma privada, decidiendo mantener a su hijo en las dependencias comarcales y evitando así su traslado a Ourense, como pretende el Sergas desde el 1 de diciembre, pese a distancias de 70 a 120 kilómetros de casa.

José María Lago, actual alcalde de A Gudiña, dio "la bienvenida al nuevo integrante de una familia" y "desear que se recuperen cuanto antes para poder descansar en casa". El regidor confirmó que "la familia se encuentra bien, pero está un poco cansada de la situación que están viviendo y ahora es un momento para estar tranquilos y disfrutar del niño". Y añadió que "es el mejor ejemplo de por qué no se puede tener cerrado el paritorio, porque hay muchos casos que no va a ser posible tardar 40 minutos o más en llegar a Ourense con una embarazada. Es necesario reabrir un servicio que es fundamental no solo para Verín, si no para toda la comarca, pero con pediatras".

Temas Galicia