29 nov 2020

Ir a contenido

feminicidio

Un hombre mata a su mujer y su hija de 3 años en Esplugues

Los Mossos arrestan al marido, y padre de la menor, que se ha autolesionado y se encuentra hospitalizado y bajo custodia policial

Este doble crimen, cometido durante la Noche de Reyes, ha dejado las dos primeras víctimas de la violencia machista del 2020 en España

Guillem Sànchez

Un hombre mata a su mujer y su hija en Esplugues de Llobregat. / JORDI COTRINA / VÍDEO: GUILLEM SÁNCHEZ

Mónica y su hija de tres años son las primeras víctimas de la violencia machista en España este 2020. El marido de Mónica, y padre de la pequeña, las ha asesinado a las dos durante la Noche de Reyes en su domicilio de Esplugues de Llobregat (Baix llobregat). Después se ha autolesionado y, aunque su vida se encuentra fuera de peligro, ha sido ingresado en un hospital cercano, custodiado por agentes de los Mossos d'Esquadra.

A las seis de la madrugada, una llamada al 112 ha avisado del doble crimen cometido en uno de los primeros del 47 de la calle Joan de Corrales. Agentes de la policía municipal y de los Mossos han llegado simultáneamente pero solo han podido confirmar las dos muertes. En el interior se encontraba también el presunto homicida, de 27 años y de nacionalidad española, que no ha opuesto ninguna resistencia. 

La Divisió d’Investigació Criminal se ha hecho cargo de un caso que se instruye bajo secreto de sumario por orden de la jueza. Según han explicado algunos de los vecinos a los policías, sobre las dos o tres de la madrugada se ha desencadenado una dura pelea entre dos hombres en la calle, justo frente a la entrada principal del bloque del doble crimen. Siempre según estos testigos, uno de los implicados sería el padre homicida, que tras esta acalorada discusión a gritos e insultos habría entrado en su domicilio.

Fuentes judiciales han aclarado que no pesan antecedentes judiciales por violencia machista sobre el sospechoso. Según vecinos del mismo rellano de la familia, esta pareja se instaló en el edificio hará poco más de tres años, antes de que naciera la hija. Estaban de alquiler y la comunidad tampoco sospechaba que la mujer sufriera malos tratos.

Una madre de Esplugues 

Mónica, de 28 años, se crió en Esplugues, estudió en el colegio público Isidre Martí y trabajaba en el aeropuerto de Barcelona y en la Clínica Teknon. Por eso no era infrecuente ver a su madre hacer de canguro y pasear a su nieta por la zona, sobre todo por el parque infantil de la esquina. Hacia esta abuela, "que ha perdido a su hija y a su nieta de golpe", se dirigía el pensamiento de buena parte de los vecinos.

Que todo haya ocurrido en plena Noche de Reyes ha añadido dolor a un doble crimen macabro. Mientras la policía científica recogía muestras biológicas en el domicilio, desde otros pisos de la misma escalera, o desde bloques adyacentes, llegaba el jolgorio de niños abriendo regalos: dos realidades antagónicas imposibles de conjugar. En el exterior, la gente hacía viajes a los contenedores para tirar envoltorios de papel y, en muchos casos, al ver el despliegue policial se enteraba por primera vez de lo sucedido. Cuando la comitiva judicial ha ordenado el levantamiento de los cuerpos, ya casi a mediodía, sobre la acera guardaban silencio más vecinos con el 'tortell de reis' en la mano.

Duelo municipal 

Si en el vecindario las muestras eran de perplejidad, en la plaza del ayuntamiento eran de dolor, y de rabia. Con las banderas a media asta, el consistorio ha decretado oficialmente tres días de duelo y ha convocado para este martes un pleno extraordinario. La alcaldesa Pilar Díaz ha presidido una concentración de cinco minutos de silencio. Al dirigirse a los familiares y amigos de Mónica, y condenar en voz alta su asesinato y "el de su hija", le ha fallado la voz. La ha recobrado para implorar que no se dé "ni un paso atrás" para luchar contra una violencia "que mata a las mujeres por el simple hecho de ser mujeres".

Durante el 2019, 55 mujeres perdieron la vida en España a manos de sus parejas o exparejas, lo que supuso un nuevo repunte y que la cifra de víctimas mortales fuese la más alta desde 2015, de acuerdo a los datos oficiales. En el 2016 se contabilizaron 49, en el 2017, 50, y en el 2018, 51

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, también se ha mostrado "horrorizado e indignado" por el presunto doble asesinato machista y ha pedido trabajar contundentemente para acabar con esta lacra.

"Estupefacto y horrorizado. E indignado. Solo llevamos seis días de año y en Catalunya ya tenemos dos víctimas de violencia de género. Tenemos que trabajar contundentemente desde todos los frentes contra las raíces que sostienen esta lacra", apunta en Twitter.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha lamentado los asesinatos y ha prometido: "Nadie impedirá que sigamos luchando frente a la violencia machista. Existe, y sigue matando, golpeando, humillando. Ni una más", en su cuenta de Twitter.