Ir a contenido

PROTESTA

Greenpeace cambia 'Madrid Green Capital' por 'Madrid Grey Capital'

Con esta acción, la oenegé denuncia la "inacción" del ayuntamiento de la capital frente al cambio climático

Recuerda que Almeida ha cerrado carriles bici y ha revertido el proyecto de Madrid Central

Europa Press

La organización ecologista Greenpeace cambia el lema de ’Madrid Green Capital’ por ’Madrid Grey Capital’. 

La organización ecologista Greenpeace cambia el lema de ’Madrid Green Capital’ por ’Madrid Grey Capital’.  / Greenpeace España (Twitter)

Activistas de Greenpeace han cambiado este lunes, coincidiendo con el inicio de la Cumbre del Clima COP25 en Madrid, las letras vegetales que componían el lema 'Madrid Green Capital' en la Puerta de Alcalá por 'Madrid Grey Capital', por lo que capital verde es ahora capital gris.

Con esta acción, conseguida tras tapar con una lona la terminación 'en' en Green por una Y, Greenpeace critica "la inacción del ayuntamiento de la capital para reducir la contaminación y luchar contra el cambio climático".

"Coincidiendo con la llegada de la Cumbre del Clima, el Ayuntamiento había decidido presumir de ciudad verde mientras cierra carriles bici y trata de revertir Madrid Central. La campaña 'Madrid Green Capital' se apodera de un galardón (el de Capital Verde Europea) que la Comisión Europea otorga a las ciudades ejemplares en materia medioambiental. Madrid acoge la COP25, pero eso no significa que sea una capital verde", han lanzado a través de un comunicado.

"Necesitamos acciones reales de la clase política"

Greenpeace lamenta que no se estén tomando las medidas necesarias para evitar que las temperaturas globales superen los 1,5 grados con el fin de evitar así los peores impactos del cambio climático. "Necesitamos acciones reales de la clase política a todos los niveles: municipal, autonómico y estatal que pongan fin a los combustibles fósiles", han lanzado.

Por ello creen que en la COP25, los líderes mundiales "tienen la oportunidad de superar el creciente escepticismo mundial de que son capaces de poner freno a la emergencia climática y de escuchar a los millones de personas que salen a la calle pidiendo medidas reales y urgentes para salvar el clima".

La oenegé cree que la  COP25 "debe servir también para impulsar la formación de un nuevo Gobierno en España que ponga en sus prioridades la lucha contra el cambio climático y para aumentar los objetivos nacionales de reducción de emisiones a al menos el 55% en el 2030 respecto a 1990 y que estas se reduzcan a cero neto en el 2040".