Ir a contenido

accidente en el solsonès

Muere un hombre al no abrirse su paracaídas en la Llosa del Cavall

La víctima, un vecino de Badalona de 35 años, estaba acompañada por otras dos personas

Los servicios de rescate tardan 11 horas en localizar el cadáver

El Periódico

Imagen de la presa de la Llosa del Cavall, en el Solsonès.

Imagen de la presa de la Llosa del Cavall, en el Solsonès. / MARC VILA

Un hombre falleció el sábado al no abrirse el paracaídas con el que se lanzó desde lo alto de la presa de la Llosa del Cavall, en el Solsonès, en un paraje de fifícil acceso en el que los equipos de emergencias tardaron unas 11 horas en localizar el cuerpo ya sin vida de la víctima. El lugar desde el que se lanzó el hombre, que iba acompañado por otras dos personas, suele estar cerrado al paso de personas, por lo que los Mossos investigan también cómo puedo ascender hasta lo alto de la presa.

Fuentes de los Mossos han informado este domingo de que la víctima es un hombre de 35 años, vecino de Badalona, y que estaba practicando paracaidismo junto a dos compañeros, que fueron los que alertaron del suceso sobre las nueve y media de la mañana.

Los Mossos investigan sobre todo por qué el paracaídas no se abrió y cuál fue el punto exacto desde el que se lanzó el hombre, ya que en la zona del pantano están las instalaciones de una empresa de deportes de aventura que estaban cerradas a la hora en que se registró el accidente. La escalera que permite el acceso hasta la plataforma de salto estaba retirada, ha asegurado la compañía, con lo que todo apunta a que los tres aficionados fueron por su cuenta al lugar.

Al pie del embalse

La orografía de la zona y el hecho de que el hombre cayera al agua obligó a los Mossos a desplazar equipos de las unidades subacuática y de rescate, que trabajaron ayudados por efectivos de los Bombers. La Agència Catalana de l'Aigua (ACA), responsable de las instalaciones, redujo durante unas horas la salida de agua hacia el río Cardener, para facilitar las labores de rescate.

Los efectivos de búsqueda localizaron finalmente el cuerpo del hombre sobre las ocho y media de la noche del sábado.