Ir a contenido

santa sede

El Papa nombra a Bernardito Auza nuevo nuncio en España

Europa Press

El Papa nombra a Bernardito Auza nuevo nuncio en España

La Santa Sede ha hecho público a las 12.00 horas de este martes 1 de octubre que el Papa ha nombrado a Bernardito Cleopas Auza como nuncio apostólico en España, según ha informado la Conferencia Espiscopal Española en un comunicado, que confirma el nombre avanzado hace quince días por fuentes del Gobierno español.

Auza es actualmente observador permanente de la Santa Sede ante la Organización de las Naciones Unidas y sustituye en el cargo a monseñor Renzo Fratini. El nuevo nuncio apostólico en España nació el 10 de junio de 1959 en Talibon (Filipinas). Fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1985 e incardinado en la diócesis de Talibon. Es doctor en Teología.

Ingresó en el servicio diplomático de la Santa Sede el 1 de junio de 1990. Ha prestado sus servicios en las nunciaturas apostólicas de Madagascar, Bulgaria, Albania, en la sección para las Relaciones con los Estados de la secretaría de Estado y en la representación permanente de la Santa Sede ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York.

Fue nombrado nuncio apostólico en Haití el 8 de mayo de 2008. Desde el 1 de julio de 2014 es el observador permanente de la Santa Sede ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York y ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) desde el 16 de julio del mismo año. Es arzobispo titular de Suacia.

Exhumación de Franco

El nombramiento oficial de Azúa se produce un día después de conocerse la sentencia del Tribunal Supremo que avala la exhumación inmediata de los restos de Franco del Valle de los Caídos. Precisamente, Azúa sucederá a Renzo Fratini que, justo antes de jubilarse el pasado mes de julio, señaló en una entrevista con Europa Press que, con la exhumación de los restos de Francisco Franco, el Gobierno de Pedro Sánchez ha conseguido lo contrario de lo que pretendía, "resucitar a Franco".

"Sinceramente, hay tantos problemas en el mundo y en España. ¿Por qué resucitarlo? Yo digo que han resucitado a Franco. Dejarlo en paz era mejor, la mayoría de la gente, de los políticos, tiene esta idea porque han pasado 40 años de la muerte, ha hecho lo que ha hecho, Dios juzgará. No ayuda a vivir mejor recordar algo que ha provocado una guerra civil", subrayó el entonces nuncio apostólico en España.

Tras estas declaraciones, el Gobierno elevó una queja formal al Vaticano que se sustanció cuando la Santa Sede respondió que las palabras del exnuncio respondían a su opinión personal. El exnuncio, por su parte, ya había precisado que con sus declaraciones no había sido su intención meterse en política. Tras la sentencia del Supremo, el Vaticano ha insistido en su postura oficial que es que la exhumación corresponde a "Gobierno, Familia e Iglesia local" y que es "competencia del Estado español y está sometido al Derecho y a la Justicia española".