Ir a contenido

Y pocas lluvias

La temporada de setas se puede retrasar por el calor intenso

En Catalunya se espera una producción similar a la media de los últimos 20 años

ACN

Una familia sale a buscar setas por el Montseny.

Una familia sale a buscar setas por el Montseny. / MARC VILA

La producción de setas de esta temporada podría retrasarse por el calor intenso y las pocas precipitaciones de junio, julio y agosto. De hecho, la temporada ha empezado muy tímidamente en algunas comarcas del Pirineo y en otras ni siquiera se ha iniciado.

En este sentido, el Centre de Ciència i Tecnologia Forestal de Catalunya (CTFC) avisa que habrá que esperar la llegada de más lluvias durante este mes para remontar la producción de setas. Sin embargo, los modelos de producción de setas prevén una campaña 2019 más tardía, pero con una producción similar a la media de los últimos 20 años, estimada en 60 kg/ha de setas del año (de todas las especies).

Esta campaña será muy inferior a la campaña de setas de 2018, que tuvo una producción de 167 kg/ha de setas (de todas las especies), y que fue la segunda con más producción desde que se tienen registres.

Este centro de investigación recuerda que estos datos "son estimaciones de las producciones, resultado de modelos matemáticos de producción de setas obtenidos después de 20 años de muestreos micológicos realizados en parcelas permanentes distribuidas por los bosques catalanes, y de información meteorológica recogida en cada una de las parcelas durante todo este periodo".

Estos modelos tienen en cuenta la variabilidad en la producción de setas que hay entre los diferentes tipos de bosque y la disponibilidad de agua que habrá durante la campaña (julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre).