Ir a contenido

SINIESTRO

Mueren ahogados un niño de cuatro años y su padre, en una playa de L'Escala

Las víctimas eran de nacionalidad francesa, según fuentes de la Generalitat

El Periódico

Una playa de L’Escala, en el Alt Empordà.

Una playa de L’Escala, en el Alt Empordà. / JOSEP GARCIA

Un niño de cuatro años y su padre, de 29, han muerto este sábado ahogados en la playa de Riells de L'Escala. Las víctimas son de nacionalidad francesa, según han informado fuentes de la Generalitat. Padre e hijo han perdido la vida la misma tarde en que otro hombre, de 70 años, falleciera en la playa de Garbí de Calella, en el Maresme.

El pequeño se encontraba en el agua con su padre cuando han tenido lugar los desgraciados hechos, con la bandera verde, que permite el baño, ondeando en la playa. Tras recibir hacia las tres de la tarde el teléfono de emergencias 112 diversas llamadas avisando de que un niño se había ahogado, el servicio de socorrismo de la playa lo ha rescatado en estado inconsciente y lo ha llevado a la arena. Allí se le han practicado maniobras de renimación cardiopulmonar hasta la llegada del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM), que no ha logrado salvar al pequeño.

La madre, que se encontraba en la playa, ha alertado de que también faltaba el padre del niño, tras lo que se ha activado el dispositivo de búsqueda con una embarcación y una moto acuática del servicio de socorrismo. También han intervenido el helicóptero de los Mossos d'Esquadra, los Bombers de la Generalitat y Salvamento Marítimo.

El helicóptero de los Mossos ha localizado el cuerpo del hombre, a las cinco de la tarde, en una zona de tres metros de profundidad. Las maniobras del personal de emergencias que ha acudido al lugar también han resultado infructuosas. También han acudido dos ambulancias y un helicóptero medicalizado, así como personal del CAP de L'Escala. El SEM ha activado el apoyo psicológico para la mujer.

El número de personas que han muerto en las playas catalanas en lo que llevamos de verano asciende ya a 21. 

Protecció Civil de la Generalitat insiste en la importancia de extremar las precauciones en la playa y escoger, a ser posible, las que estén vigiladas, además de respetar las indicaciones de los socorristas.