Ir a contenido

ACTUACIÓN POLICIAL

El juez deja en libertad a los dos detenidos por la violación del Poblenou

La víctima, que los identificó en foto ante los Mossos, no los ha reconocido luego ante el juez

La policía busca a otras dos personas denunciadas por la joven agredida

J. G. Albalat

Tres detenidos por su presunta implicación en la violación de una joven rusa en Barcelona. / VÍDEO: EFE

El titular del Juzgado de Instrucción 29 de Barcelona ha dejado este sábado en libertad a los dos hombres que habían sido detenidos por la presunta violación múltiple de una joven en la capital catalana. Según la versión inicial de la víctima, los dos agresores la habían retenido durante dos días en un campamento urbano y la habían agredido sexualmente en repetidas ocasiones en el interior de una furgoneta allí aparcada. Los dos arrestados, dos rumanos a los que juez ha retirado el pasaporte, deberán comparecer semanalmente ante la justicia. También ha quedado libre la mujer que presuntamente había participado en el rapto de la chica. 

Los Mossos d'Esquadra siguen buscando, mientras tanto, a otros dos hombres denunciados por la víctima. En concreto, la joven ha referido la participación de un agresor con tatuajes, un hombre que, según han declarado los dos detenidos ante el juez, había estado alardeando de haber mantenido relaciones sexuales consentidas con la chica. 

La decisión judicial está pendiente, sin embargo, de algunas pruebas practicadas a la víctima y cuyos resultados todavía no han sido entregados. Fuentes judiciales confirman que las muestras de ADN aún no han sido nominalizadas (no se sabe pues de quién son), por lo que la identificación de los agresores no está clara. Se da la circunstancia de que la joven, de nacionalidad rusa, que había identificado a los dos detenidos en dependencias policiales a través de fotografías, no ha podido este sábado, ya en sede judicial, reconocer a los dos hombres como sus agresores.

Además, según las mismas fuentes, en su declaración ante el juez, la muchacha ha reconocido que rapto denunciado en un primer momento no llegó a ser tal, ya que pudo salir en al menos dos ocasiones del descampado, acompañado de la mujer y otro de los detenidos, en el que, según había dicho en un primer momento, la estaban reteniendo. En una de las salidas fue a un locutorio y en la otra a un supermercado, ha admitido. Al ser preguntada por qué no aprovechó para huir entonces de sus captores, la joven ha alegado que sentía mied. Los dos imputados por violación negaron haber mantenido relaciones sexuales. 

Caminando sola sin rumbo

La policía tuvo conocimiento de la violación y el rapto el pasado martes 16 de julio de madrugada, después de que unos transeúntes localizaran a la joven caminando desorientada y pidiendo ayuda. Estaba aturdida, presentaba hematomas por el cuerpo y sangraba por la boca. A raíz de su estado, fue trasladada por los servicios de emergencia al Hospital Clínic para recibir atención médica y ser visitada por el médico forense. El centro sanitario, el único de referencia para las víctimas de violación, puso en marcha de inmediato el protocolo por posible agresión sexual e informó a los Mossos, que iniciaron la investigación para aclarar las circunstancias del suceso. 

La víctima explicó entonces a los agentes, con la ayuda de un traductor, que no recordaba con exactitud cómo fue conducida hasta el lugar donde la violaron, ya que se quedó dormida en un banco de la Estació del Nord de autobuses y al despertar por los golpes que recibió se dio cuenta que unos hombres la habían llevado a la fuerza hasta un descampado del Poblenou con vallas metálicas, situado en las inmediaciones de la plaza de las Glòries. Este sábado, sin embargo, la joven ha relatado ante el juez (con la mediación de un traductor) que todo empezó después de que alguien le robara el móvil en la estación. Se le acercaron cuatro hombres que se ofrecieron a ayudarla y decidió acompañarlos, ha precisado.

Localizado el lugar de la agresión

La operación para localizar a los agresores empezó cuando los Mossos pudieron dar con el lugar exacto donde la víctima sufrió los abusos e identificaron a diversas personas que podrían estar relacionadas con la agresión sexual. La víctima, posteriormente, reconoció fotográficamente a algunos de ellos como los presuntos violadores y a la mujer que también le había maltratado. Del ataque poco recordaba e incluso insinuó que podría haber sido drogada.

Una vez confirmadas las identidades, los agentes de la División de Investigación Criminal delos Mossos procedieron el viernes por la mañana a la detención de los dos hombres y la mujer reconocidos por la víctima. No consiguieron localizar a un tercero, que está identificado. Los investigadores encontraron prendas interiores de la víctima en la furgoneta, según algunas fuentes. 

Los policías localizaron a la madre de la joven en Benidorm (Alicante). Esta les aseguró que desconocía que su hija estaba en Barcelona, ya que pensaba que se encontraba ya en Rusia, con su padre. Los Mossos intentarán que la agredida preste enseguida una declaración judicial que evite que tenga que volver a pasar por este trauma cuando se celebre el juicio en un futuro. 

La rápida resolución policial por esta violación múltiple se produjo el viernes mientras toda cúpula de las fuerzas de seguridad de de la ciudad se reunía en el Ayuntamiento de Barcelona en el marco de la Junta Local de Seguridad. Uno de los temas abordados fueron las agresiones sexuales, que figuran en uno de los puntos a combatir según el plan Barcelona, ciudad segura presentado por la Conselleria d'Interior. Este departamento hapuestro em narcha este verano el progranma No enm passem ni una contra las agresiones sexuales. Entre otras medidas, prevé multas adimistrativas para cualquier tipo de agresión sexual, que incluye hasta el exhibicionismo, que no está penado. 

Condena enérgica

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha expresado este sábado su "condena más enérgica" ante la agresión sexual múltiple de la joven rusa. En un mensaje en Twitter, la edil ha dicho que confía en que "todos los autores de los hechos sean detenidos". "Nos ponemos a disposición de la víctima para lo que pueda necesitar", ha añadido la alcaldesa, y ha adjuntado a su tuit en enlace a BCN Antimasclista, la página web del Ayuntamiento de la capital catalana de atención a las víctimas de violencia machista.

La alcaldesa ha subrayado después en declaraciones a medios de comunicación que "son unos hechos terribles,una violación múltiple con agresión grave y brutal". "El ayuntamiento –ha insistido–,expresa su rechazo a estos hechos reprobables. Barcelona quiere ser una ciudad antimachista. Confiamos en el trabajo de los Mossos". Y ha añadido: "Todas las administraciones deben seguir trabajando porque estos hechos deben dejar de producirse. No nos podemos acostumbrar a una violencia estructural contra las mujeres. Desde el ayuntamiento, habrá tolerancia cero hacia este tipo de hechos", informa Beatriz Pérez.

La concejala de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona Elisenda Alamany ha pedido "toda la contundencia que sea necesaria contra los autores de esta violación múltiple en nuestra ciudad, y todo el apoyo a la víctima".