Ir a contenido

Un clima de récords

Seis municipios catalanes superan los 43 grados en el día más caluroso del año

El intenso calor se mantendrá por lo menos hasta el domingo

Óscar Hernández

Una calle de Girona, este viernes, donde los termómetros han superado los 43 grados.

Una calle de Girona, este viernes, donde los termómetros han superado los 43 grados. / Efe / David Borrat

Calor de récord. Y por varios motivos. Seis municipios catalanes han superado los 43 grados de temperatura en el que es ya el día mas caluroso del año y el mes de junio más caliente de los últimos decenios. Pero no es el único récord. Según ha explicado Manel Álvarez, del Servei Meteorològic de Catalunya (Meteocat) esta es la primera vez desde que funciona este organismo, creado en los años 80, que el mapa de alerta máxima por calor pinta de rojo toda Catalunya, sin excepción.

Los municipios que a las seis de la tarde ya habían pasado el listón de los 43 grados son, según el Meteocat,  Artés, en el Bages (43,6); Vinebre, en Ribera d'Ebre (43.5); El Pont de Vilomara, en el Bages (43.5); Castellbisbal, en el Vallès Occidental (43,5); Fornells de la Selva, en el Gironés (43,4); Girona (43,3), y Anglés, en la Selva (43,2). Los 43,6 de Artés, registrados a las cinco de la tarde, constituyen el récord absoluto de calor en Catalunya en un mes de junio. 

La situación, sin embargo, comenzará a mejorar ligeramente a partir del sábado, aunque el fuerte calor persisitirá hasta el domingo, como mínimo. Serán las comrcas costeras de Girona y las del Ebre, o sea al norte y al sur de Catalunya, las que primero experimenten un ligero descenso de los termómetros.

37,4 en el Fabra de Barcelona

El Observatori Fabra de Barcelona también ha registrado la temperatura máxima de un mes de junio con 37,4 grados, aunque no ha superado los registros máximos de un verano que se midieron el 6 y 7 de julio de 1982, con 39,8° y 39,6° respectivamente, y el 13 de agosto de 2003, con 38,4°, que fue uno de los veranos más calurosos y con más víctimas de las últimas décadas, informa Efe.

Otras localidades que rozado hoy los 43 grados y que han registrado un calor sofocante con máximas históricas han sido Sant Salvador de Guardiola (Bages) el termómetro se ha parado en los 42,9 y Alcarràs (Segrià) con 42,8. También se han alcanzado los 42 °C en Lleida, Vic (Osona), Olot (Garrotxa), Solsona (Solsonés), Tremp (Pallars Jussà) y Falset (Priorat), mientras que en Sabadell (Vallès Occidental), Terrassa (Vallès Occidental), Banyoles (Pla de l'Estany) y Tàrrega (Urgell) han superado los 41 °C.

En todas las estaciones automáticas de medición meteorológica del Meteocat, con más de 30 años de antigüedad, el valor más alto de temperatura que habían registrado hasta hoy eran 43 °C en Banyoles y en Artés (Bages), en julio de 2015.

Noche tropical

También las temperaturas mínimas han batido récords históricos para un mes de junio, con una noche tropical (más de 20 °C) en toda Catalunya, y que ha sido excepcionalmente cálida en lugares elevados debido a la inversión térmica, como por ejemplo en la estación meteorólogica de Montserrat-Sant Dimes, situada a 916 metros de altura, donde esta noche el termómetro no ha bajado de los 27,6 °C.

La ola de calor, que se mantendrá hasta el domingo, y tardará aún varios días en normalizar las temperaturas, ha motivado que el teléfono 061 CatSalut Respon haya atendido 123 llamadas relacionadas con las altas temperaturas, de las que un 72 % han requerido la movilización de un médico a domicilio o una ambulancia. El 18 % de las 123 llamadas han sido atendidas telefónicamente, con consejos de salud y recomendaciones sanitarias, según ha informado el Govern.

El Sistema de Emergèncias Mèdiques (SEM) ha recordado este viernes que, ante un golpe de calor, hay que alejar a la persona de la fuente de calor, bajar la temperatura del entorno, abrir las ventanas o enchufar un ventilador, sacar el exceso de ropa, mojar con agua, si el afectado ha perdido la conciencia, colocarlo en posición lateral de seguridad y si deja de respirar, iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Malestar de los agricultores

Por su parte, el sindicato agrario Unió de Pagesos (UP), mayoritario en el sector en Catalunya, ha expresado su rechazo a la prohibición de segar mientras se mantenga activado el plan de protección civil por la ola de calor para evitar incendios y consideran que es "un menosprecio" hacía su trabajo. El sindicato considera la prohibición, que se mantendrá hasta el domingo, como "arbitraria y sin consenso con el sector".

El Ayuntamiento de Barcelona ha activado este viernes en su fase de alerta el plan de actuación para prevenir los efectos de la ola de calor sobre la salud de las personas, que implica, entre otras medidas, el reparto de botellas de agua en la calle a los ciudadanos.

Temas: Calor