Ir a contenido

Cabe recurso de la Generalitat

Los profesores de primaria no podrán dar clases en secundaria

Un juzgado anula las resoluciones que permitieron que maestros de primaria impartieran clases de 1º y 2º de ESO

Alumnos de secundaria del instituto Fort Pius de Barcelona, durante unos exámenes de septiembre, el curso pasado.

Alumnos de secundaria del instituto Fort Pius de Barcelona, durante unos exámenes de septiembre, el curso pasado. / ALBERT BERTRAN

Un juzgado de Barcelona ha dado la razón a los profesores de secundaria que a través del sindicato Aspepc.Sps ha ha declarado "nulas e ilegales" las tres resoluciones de la Generalitat que habilitaban a maestros de primaria para impartir especialidades en primero y segundo de ESO por una falta de interinos y sustitutos en la bolsa.

Lo han explicado en rueda de prensa el secretario general del sindicato, Xavier Massó, y el abogado del sindicato, Ignasi Fernández, y han apuntado que el objetivo del traspaso responde a la voluntad de la Conselleria d'Educació de "crear un cuerpo único de docentes".

Fernández ha advertido de que "la sentencia no es definitiva", y que la Conselleria aún puede recurrirla --antes del 15 de junio--, por lo que el futuro de los casi 100 maestros que ya han impartido este curso en secundaria es incierto. "Se avisó a los maestros que no pidieran el traslado a secundaria porque se iba a impugnar la resolución y podía aparecer una sentencia a mitad de curso", ha asegurado Massó.

Falta de titulación

Los principales motivos para desestimar las resoluciones según la Ley básica estatal han sido el requisito de una licenciatura para impartir en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y la imposibilidad por parte de los maestros de impartir una especialidad que no está reconocida como tal en su cuerpo.

"Ni las Matemáticas, ni la Lengua Catalana y Castellana, son consideradas especialidades en la educación primaria", ha dicho Fernández en referencia a las tres materias para las que la Conselleria había alegado falta de docentes en Secundaria.

La sexta hora

Desde el sindicato se ha apuntado que el motivo para habilitar entre 800 y 1.200 maestros para el traspaso a ESO responde a la necesidad de reubicar a los maestros sobrantes tras la aplicación de la sexta hora en primaria durante el mandato de Rigau.

Massó ha apuntado que, a diferencia del aumento de ratio en secundaria, "las previsiones demográficas en Catalunya indican que cada vez habrá menos alumnos en primaria", un problema que según el secretario la Conselleria aún intenta solucionar.

Asimismo, el secretario ha desmentido que exista una falta de interinos y sustitutos en la bolsa de trabajo de secundaria, y asegura que es una medida de la Conselleria para lograr el modelo que más les convence, el de la existencia de un solo cuerpo de docentes.