29 sep 2020

Ir a contenido

Más de 10.000 niños se movilizan en España para pedir que la infancia no sea un objetivo de guerra

EuropaPress

Más de 10.000 niños y niñas se han movilizado este jueves 16 de mayo en España para pedir que la infancia no sea un objetivo de guerra. De ellos, un millar han salido a la calle junto a Save the Children, que ha pedido a los gobiernos que autorizan la venta de armas a países donde hay un elevado riesgo de que sean usadas contra la población civil que cesen "de forma inmediata" de hacerlo.

Al millar de menores que han salido a la calle, se han sumado 9.000 más en diferentes centros escolares repartidos por todo el país. En total, casi 300 colegios se han movilizado en la jornada de este jueves.

De forma paralela, a nivel internacional han participado niños y niñas de 45 países como Australia, El Salvador, Etiopía, Filipinas, Japón, Italia, Malí, Nigeria, Países Bajos, Reino Unido o Zambia.

Los escolares han salido a lugares emblemáticos de sus ciudades para decir "no a la guerra contra la infancia", lema de la campaña global de Save the Children y prioridad durante todo el año 2019, fecha en la que la organización cumple 100 años.

La organización asegura que "nunca en los últimos 20 años ha habido tantos niños y niñas viviendo en áreas afectadas por los conflictos armados". En 2017, según los últimos datos disponibles, uno de cada cinco menores en todo el mundo, aproximadamente 420 millones, vivían en zonas de guerra, 30 millones más que en 2016. Además, la ONG señala que cada tres horas el número de niños y niñas en zonas de conflicto aumentó en más de 10.000.

Save the Children acusa a España de ser "cómplice" pues "sigue autorizando la venta de armas a Arabia Saudí a pesar de que se corra el riesgo de que sean usadas para atacar a la infancia en Yemen". El pasado lunes zarpó del puerto de Santander un barco saudí, Bahri-Yanbu y Save the Children teme que en él se haya podido "cargar material militar".

Por ello, la ONG mantiene activa la petición para detener la venta de armas de España. Desde que la puso en marcha ya ha recogido más de 54.000 firmas.

En 2019, se cumplen 100 años desde que Save the Children presentó su primera campaña para proteger a los niños y las niñas afectados por las consecuencias de la Primera Guerra Mundial. Si bien, la organización sigue comprobando cómo la violencia hacia la infancia persiste.

LESIONES POR ARMAS EXPLOSIVAS

Según un informe de Save The Children presentado este jueves sobre 'El impacto de las armas explosivas en los niños en conflicto', el 72 por ciento de las muertes y lesiones de niños y niñas en las zonas de guerra más mortíferas a nivel mundial se deben a atentados suicidas, minas terrestres, municiones sin detonar, ataques aéreos y otros tipos de explosivo.

El análisis, que recoge datos de la ONU así como de un estudio reciente encargado por la Paediatric Blast Injury Partnership (PBIP), revela que en 2017 se produjeron 7.364 casos de muerte o mutilación de niños y niñas en los conflictos de Afganistán, Irak, Nigeria, Siria y Yemen, de los cuales, 5.322 estuvieron vinculados con ondas expansivas.

Además, el informe alerta de las consecuencias piscológicas que sufren los niños en zonas de conflicto y señala que los sistemas de atención de la salud, diezmados por años de conflicto, cuentan con escasos recursos para tratar las características de las lesiones pediátricas por onda expansiva.