Ir a contenido

Sin peligro para la salud

Detectados restos químicos en hortalizas de Barcelona

Los tomates son los que tienen unas concentraciones más elevadas tanto de metales pesados como de contaminantes orgánicos

Efe

Tomates en una frutería de Barcelona.

Tomates en una frutería de Barcelona. / RICARD CUGAT

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) han detectado residuos de fármacos, metales y otros compuestos químicos en hortalizas cultivadas en el área metropolitana de Barcelona, aunque en concentraciones bajas que no suponen riesgo para la salud humana.

Un equipo del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC) y del Departamento de Ingeniería Agroalimentaria y Biotecnología de la UPC ha analizado y comparado los niveles de contaminantes en hortalizas de dos parcelas periurbanas, regadas con agua del río Llobregat, y de una tercera situada en el Parque Natural del Garraf, regada con agua de un pozo.

Los investigadores han analizado la presencia de contaminantes en las partes comestibles de lechugas, tomates, coliflores y habas de las tres parcelas seleccionadas y han concluido que no hay diferencias significativas entre las hortalizas regadas con agua del río Llobregat y las regadas con agua de pozo del Garraf.

Sí han detectado diferencias, en cambio, en función del tipo de hortaliza, ya que los tomates son los que tienen unas concentraciones más elevadas tanto de metales pesados como de contaminantes orgánicos, según el trabajo, que publica la revista 'Environment International'.