La innovación digital catapulta la igualdad social

La Taula del Tercer Sector celebra su sexto congreso radiografiando la situación de las entidades nacidas para apoyar a colectivos necesitados. La cita enfocó la tecnología como oportunidad de mejora de la atención

Un robot que canta y juega con personas para mayores presentado en el Congreso del Tercer Sector.

Un robot que canta y juega con personas para mayores presentado en el Congreso del Tercer Sector.

4
Se lee en minutos
Carme Escales

Las entidades que dedican su atención a colectivos de la infancia más vulnerable, personas con diversidad física o psíquica, ancianos y ciudadanos en riesgo de pobreza y exclusión social se dieron cita los días 21 y 22 de noviembre en La Farga de L’Hospitalet. Allí, la Taula d’Entitats del Tercer Sector Social de Catalunya, institución que aglutina a 35 federaciones de entidades (más de 3.000 asociaciones, fundaciones, empresas de inserción laboral y cooperativas de iniciativa social nacidas para apoyar a los más necesitados (www.tercersector.cat) celebró su 6º congreso, bajo el lema ‘Desigualdades sociales, soluciones locales’.

 Durante las dos jornadas se abordaron temas como la defensa de los derechos sociales como garantía de igualdad de oportunidades, la fuerza del mundo local como generadora de políticas sociales y la cooperación público-social en la provisión de servicios a las personas.

También se habló del derecho a la vivienda y a la energía, como colaboración necesaria del mundo local y las entidades sociales. Se revisaron modelos de atención integrada y de base comunitaria con la persona en el centro, activos en todo el territorio, así como la necesidad de garantizar ingresos para asegurar los derechos de la ciudadanía mediante políticas de inclusión e inserción en la agenda municipal.

  

'Desigualdades sociales, soluciones locales’ fue el lema del 6º congreso de la Taula d’Entitats del Tercer Sector Social

 Los retos digitales estuvieron muy presentes en esta sexta edición del congreso. El proyecto m4Social (www.m4social.org) engendrado por la Taula d’Entitats del Tercer Sector Social de Catalunya con el objetivo de incluir la innovación dentro de la visión estratégica de las entidades sociales tuvo en La Farga de L’Hospitalet un espacio dedicado a la innovación digital. «Ayudar a las entidades a mejorar en la eficiencia de procesos, a través de transformación digital de sus organizaciones es uno de nuestros objetivos», señala el coordinador del proyecto m4Ssocial, Jordi Serratosa. «Según un estudio que publicamos el pasado enero, solo el 8% de entidades sociales tienen en su estructura personas que trabajan en innovación», indica. Por eso, «si el pasado año las jornadas del congreso fueron dedicadas a la accesibilidad digital, este año el énfasis lo hemos puesto en la tecnología», explica Serratosa.

Gran herramienta

La creación de productos digitales para mejorar la atención de las personas usuarias de los servicios de las entidades (1.584.000), y la reducción de la brecha digital que aleja a todos esos colectivos más vulnerables del progreso que viene de la mano de la tecnología centran el interés del proyecto m4Social.

 «Para nosotros, la tecnología es una herramienta, no un fin. Es imprescindible para asumir el gran reto de la mejora socioeconómica de las personas atendidas y de las propias entidades sociales», precisa Serratosa. «Sabemos que el ritmo de crecimiento de la tecnología es increíble, pero tenemos que ser un actor clave en su dominio. A menudo es un campo de progreso demasiado alejado del aspecto social».

La Taula de Tercer Sector quiere ser motor del cambio, influir en la digitalización de las entidades, contribuyendo así en la consolidación de un ecosistema basado en la innovación en el sector social. «Las entidades del Tercer Sector deben buscar nuevas soluciones a viejos retos sociales y, al mismo tiempo, desarrollar capacidades para la innovación continua y el aprendizaje», puntualizan desde la propia Taula del Tercer Sector.

Una de cada cinco entidades del Tercer Sector Social tiene como ámbito de intervención principal la educación en el tiempo de ocio y los servicios educativos. Les siguen las de atención psicosocial y rehabilitación, cultura y necesidades básicas. Y el desarrollo de las capacidades y la formación continua de las personas que trabajan en las organizaciones, así como el desarrollo de proyectos concretos, supone un reto importante en el proceso de innovación. «Las organizaciones serán capaces de innovar si tienen profesionales preparados, y una estructura y red relacional capaces de aportarles el apoyo necesario», añaden desde la Taula.

 A través de su brazo tecnológico, el proyecto m4Social, se proponen desarrollar el talento innovador de las entidades para aumentar el impacto en su misión social. También extender el uso de la tecnología en la gestión y acción de las entidades para mejorar su eficiencia y atención a las personas, y reducir la brecha digital y de la innovación entre las entidades con más y menos recursos.

Financiación

La mayor preocupación de les entidades sociales en relación al mundo local es la financiación y la obtención de recursos no monetarios. Y entre esos últimos se incluye la formación de sus empleados, un total de 87.700, y también de sus voluntarios, que son 367.000. Un espacio de m4Social mostró en La Farga de l’Hospitalet ejemplos de cómo la tecnología facilita objetivos de las entidades que tienen a las personas en el centro de sus programas de actuación.

  

«La tecnología a menudo es un campo de progreso demasiado alejado del aspecto social», dice el coordinador de m4Social. 

Noticias relacionadas

Presentación de soluciones a partir de la activación de aplicaciones, modelos de robótica y realidad virtual, o de impresión 3D y circuitos y su aplicación en el sector social acompañaron los dos días de congreso conferencias especializadas sobre innovación digital. Una de ellas, corrió a cargo del product manager de Cellnex Telecom, Antoni Aroles, que presentó el proyecto de sensorización de viviendas sociales, una herramienta destinada a garantizar el confort más sostenible de los hogares de personas con menos recursos.

 El proyecto m4Social, creado en el 2016 y liderado por la Taula d’Entitats del Tercer Sector Social, cuenta como partners con la Obra Social la Caixa, el Ayuntamiento de Barcelona, la Fundació Mobile World Capital y el Departament de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat de Catalunya. 

Temas

+Personas