Ir a contenido

FORO DE EXPERTOS EN MADRID

Educación revisará la profesión docente

La ministra Celaá pretende consensuar unas propuestas para realizar un cambio legislativo

Entre las ideas a debatir está la evaluación de los maestros, así como los incentivos

Olga Pereda

Un profesor imparte clase en un instituto.

Un profesor imparte clase en un instituto. / JOAN REVILLAS

La ministra de Educación tiene el empeño personal de modernizar el sistema educativo español. Más allá de los primeros pasos legislativos que ha dado su departamento para modificar varios artículos de la polémica ley LOMCE (conocida como 'ley Wert'), Isabel Celaà quiere abrir ahora el debate sobre el profesorado. ¿Quién forma a los profesores? ¿Cómo se forman? ¿Estaría bien evaluarles y darles incentivos? Todas estas preguntas están encaminadas a un objetivo: "Cómo convertir un docente en un buen maestro".

La ministra es partidaria, efectivamente, de introducir cambios en la profesión docente, según ha explicado en un encuentro con periodistas en Madrid. A su juicio, los maestros son un “factor decisivo en la mejora de los resultados escolares”. Uno de los primeros asuntos que quiere debatir con todo el sector (comunidades autónomas, sindicatos, universidades, escuelas, asociaciones de padres y madres…) es la posibilidad de que los profesores sean evaluados. Dichas evaluaciones podrían (y deberían) ser voluntarias y quizá irían acompañadas de incentivos, que no solo serían económicos sino de otra índole, como cursos de formación o viajes de intercambio.

Foro en Madrid

Para empezar a trabajar por el cambio, Educación organiza mañana en Madrid un foro titulado “Educar para el siglo XXI. Desafíos y propuestas sobre la profesión docente”. El encuentro tendrá -según la ministra- un “compromiso inequívoco” con el profesorado. De hecho, cualquier docente podrá aportar ideas en las redes sociales bajo el hastag #YoSoyProfe.

El foro -con la participación de profesores universitarios, catedráticos y colectivos innovadores en Educación- es un punto de partida para empezar a trabajar. Una vez expuestas todas las ideas, Educación elaborará una propuesta que -con el paso del tiempo- terminará convertida en norma legal. El objetivo de la ministra es poner en marcha esa proposición en esta legislatura.

Uno de los expertos que tomará mañana la palabra será José Antonio Marina, catedrático de Filosofía y pedagogo al que, precisamente, el anterior ministro, Íñigo Méndez de Vigo, encargó la redacción de un Libro Blanco de la Función Docente. El ensayista, entre otras medidas, es partidario de contratar más maestros para que la escuela "sea realmente igualadora social”.

Ningún colega entra a ver otra clase

Marina es firme defensor de la idea de evaluar (e incentivar) a los docentes, uno de los grandes temas del foro organizado por Educación. Según los datos de la OCDE, el 80% de los profesores españoles afirman que ningún colega ha entrado en su aula para ver cómo da clase y cómo puede corregir defectos. El 40% asegura que nadie les guía sobre cómo tienen que impartir una clase.

La idea del ministerio es convocar a varios expertos para ver si, efectivamente, el sistema educativo español mejoraría incorporando no solo la revisión de la formación de los docentes sino su evaluación. Fiel admiradora del sistema finlandés y canadiense, a Celaá le gustaría que los profesores tuvieran una especie de tutoría o acompañamiento en su labor diaria,  que no estuvieran solos al frente de su clase sino que pudieran trabajar en equipo. “Muchos profesores están actualmente desmotivados por la cantidad de problemas que implica su profesión. Vamos a ver si lo motivamos”, destaca la ministra. “Todos hemos tenido muchos maestros a lo largo de nuestra vida. Pero siempre recordamos a alguno o alguna en especial, alguien que nos enseñó de verdad. Alguien que nos dio amor. Porque estoy convencida de que no hay educación sin amor”.

Incentivos a los maestros

La ministra también quiere abrir el debate sobre la conveniencia -o no- de otorgar incentivos (no solo económicos) a los profesores que queden bien puntuados en las evaluaciones. Cuando Marina, en su día, puso encima de la mesa esta propuesta muchos docentes se le echaron encima. El ensayista y filósofo, sin embargo, asegura que todos los cambios dan miedo pero que la resistencia inicial se ha venido abajo cuando el proyecto se ha llevado a cabo en algún centro concreto.

Más allá de la evaluación y los posibles incentivos, Educación también quiere revisar la formación de los profesores. Eso es algo que depende de otra cartera: Universidades, en mano del ministro Pedro Duque, pero el objetivo es estudiar las prácticas que se realizan o los grados superiores. En opinión de Marina, por ejemplo, la formación que reciben los profesores de secundaria es “mala” y “demasiado teórica”, a lo que hay que añadir que las practicas en institutos “no están bien planteadas”. El objetivo es conseguir que hagan algo parecido al MIR de los médicos.

Marina tomará la palabra mañana, junto a otros expertos como Miquel Martínez Martín, de la Universidad de Barcelona (que ha formado parte del proyecto Mif), Mireia López Beltrán, profesora del máster de formación del profesorado de la Pompeu Fabra, Mariano Fernández Enguita Álvaro Marchesi Ullastres, de la Complutense.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.