Ir a contenido

ENTREVISTA CON EL MÁXIMO RESPONSABLE DE LAS VTC

Eduardo Martín: "Al taxi se le permite tanto que parece que no hay límite"

El presidente de Unauto advierte de una "lluvia de demandas" si las autonomías tocan sus competencias

El empresario se queja de la imagen que dan líderes del sector "con la cabeza rapada, cresta y con bengalas?"

Carlos Márquez Daniel

Eduardo Martín, tras la entrevista, en el interior de un Cabify. 

Eduardo Martín, tras la entrevista, en el interior de un Cabify.  / JOAN CORTADELLAS

Eduardo Martín preside la patronal de las VTC, los vehículos de alquiler con conductor. En su pugna con el taxi pasa con agilidad de la mano tendida al dardo envenenado. Hay mucho sobre la mesa. Y no solo miles de millones de euros, también el modelo de movilidad de las grandes ciudades. El decreto ley que impulsa el Gobierno de Pedro Sánchez sobre la regulación de estas licencias convertirá a España en uno de los países más restrictivos del mundo para la implantación y expansión de empresas como Uber y Cabify. Así analiza el futuro de su gremio.

¿Por qué creen que el Gobierno está engañando a las Comunidades Autónomas con este decreto ley?

Lo están vendiendo como una transferencia de competencias y en realidad están traspasando las responsabilidades indemnizatorias. Se habla de un periodo de cuatro años para compensar nuestra inversión, pero en realidad son 24 años.

¿Por qué 24? ¿El decreto no dice que a partir del cuarto año de funcionamiento se puede retirar del mercado esa licencia?

En teoría sí. Pero si haces las cuentas bien hechas te salen 24 años. Solo en Catalunya, calculamos que nos deberían indemnizar con 2.000 millones de euros. 

No lo entiendo... ¿Para amortizar qué cantidad? Porque una licencia apenas alcanza los 40 euros…

La licencia de taxi inicialmente costaba 30 pesetas. Nadie discute que hay un mercado secundario de VTC. Como tampoco nadie discute que la licencia de taxi en el mercado secundario vale lo que vale. Es poco ético sacar unas licencias, venderlas y tratar de quitárselas a quien las ha comprado. Muchas personas han pagado por ellas cantidades importantes.

¿Cuánto?

Entre 40.000 y 60.000 euros. Pero recuerde que la licencia de taxi está en 120.000 y está subiendo desde hace un año. El taxi gana un 16% más. En esta ciudad, según el Área Metropolitana de Barcelona, un 10%. No sé la subida de sueldo que ha tenido usted este año, pero a mí no me han subido un 10%.

A mí tampoco.

Pues eso, el taxi gana y cuando se habla de indemnizar por real decreto hay que tener en cuenta toda la inversión, la cartera de negocio, la de clientes, limpieza, talleres. Somos más de 15.000 conductores y otros muchos más empleos indirectos. 

¿Y en qué condiciones tienen a los trabajadores?

Me gusta que me haga esa pregunta, porque el convenio del taxi y de las VTC es el mismo. Para los asalariados, no para los propietarios de la licencia de taxi, que ganan mucho más. Los trabajadores cobran exactamente lo mismo: un mínimo de 1.100 euros. Pero con una diferencia importante, nosotros pagamos entre nueve y 11 veces más impuestos que el sector del taxi. Pagan menos impuestos que un mileurista. Y recuerde que cobran mucho en efectivo mientras que a nosotros todo nos entra por transferencia o aplicación telemática, con lo que no podemos esconder ningún pago. Además del sueldo, los conductores tienen incentivos. Y a diferencia del taxi, que no sabes cuántas horas trabaja un taxista autónomo, en nuestro sector está clarísimo porque todo queda registrado en las hojas de ruta e inspección de Trabajo lo puede revisar cuando quiera. Es imposible que un trabajador nuestro haga tropecientas horas, y si lo hace, ahí está inspección de trabajo. En las VTC, el control en este sentido es 100 veces superior al de otros sectores, y desde luego mucho mayor que en el taxi.

¿Entienden el cabreo del taxi?

No lo entendemos. Lo pude entender hasta el 20 de abril de 2018 [el Gobierno del PP elevó ese día a rango de ley la proporción de 1/30 de las VTC respecto del taxi]. No lo entiendo porque, además, tenemos la norma más restrictiva de Europa en materia de VTC. En el resto de países tienen entre cuatro y 20 veces más coches de alquiler con conductor que en España. Creo que el taxi está instigado por violentos que no tienen que pertenecer al sector ni a la sociedad en general. No les representa. En el taxi hay muy buenas personas; les animaría a echarles porque no les hacen ningún bien.

¿Cree que las protestas del taxi han influenciado al Ejecutivo del PSOE?

Si quiere nos vamos ahora a Gran Via y hacemos un pícnic allí. Nos sentamos en la calle y a ver qué pasa. A ver cuánto tardan en echarnos. Lo mismo debería haber pasado con los taxistas en julio y me gustaría saber cuántas sanciones ha habido, porque creo que ninguna. La ley debe ser igual para todos. ¿Por qué el taxi puede hacer según qué cosas? Bloquean la Gran Via con el objetivo de influenciar en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. No he visto nunca una manifestación para tratar de interferir en un criterio judicial, me parece de locos. Puedes pedir muchas cosas pero ir en contra del poder judicial para que vaya a tu favor… Al taxi se le ha consentido tanto que parece que no hay límite. 

¿Cuántas licencias quedan por resolver en los juzgados?

Quedarán por ponerse en marcha unas 5.000 en toda España. Para que estén activas hacen falta entre 14 y 18 meses. Ahora ya están todas casi concedidas, pero te tienen que mandar una carta, comprar los vehículos, contratar un seguro de responsabilidad civil, el conductor... Eso es una ventaja para el sector del taxi, porque no llegamos de repente. Tienes un montón de tiempo para adaptarse. Y recuerde que nosotros no empujamos a nadie para que entre en un VTC. La gente nos elige.

¿Cuántas VTC habrá en España con esas 5.000 pendientes?

Unas 18.000, de las cuales 3.000 estarán en Barcelona y unas 6.000, en Madrid.

Martín, en el Cabify reservado tras la entrevista / JOAN CORTADELLAS

En un mercado libre, teniendo en cuenta que entre lunes y viernes circulan unos 8.000 taxis por las calles de Barcelona, ¿es sostenible semejante oferta?

Lo es. ¿Es sostenible tener un millón de vehículos particulares en Barcelona? No lo es. ¿Cómo vamos a mover a los ciudadanos? Tienen que desplazarse y no todos van a ir en transporte público. No hay oferta para todos ellos. Y además hay gente que no puede acceder al metro o el bus, por prisa o limitaciones físicas. ¿Qué alternativa les das? ¿Solo el taxi?

¿Si las VTC fueran eléctricas, no se ahorrarían las críticas sobre la contaminación?

Fíjese: 3.000 VTC en Barcelona tienen el potencial de substituir un millón de desplazamientos al mes en vehículo privado. Tenemos que preguntarnos si preferimos 3.000 coches o un millón de trayectos. Además los vehículos los cambiamos cada tres años y medio, mientras los taxistas lo usan durante ocho años. Ahora estamos pensando en modelos híbridos. O impulsados por gas, que son de combustión limpia. Esperamos que en cuatro años toda nuestra flota sea 100% ecológica.

¿Tiene la sensación que el decreto ley está hecho a medida del reglamento metropolitano impulsado por Colau?

Sí, es cierto, va al dictado de Podemos, no se le escapa a nadie. Pero recuerde que esa norma ya ha sido impugnada por ir en contra de la legislación vigente.

¿Qué futuro le ve al taxi con este tipo de competencia?

Tiene mucho futuro, primero porque el taxi factura mucho más. Y además no facturan de igual a igual. Compite en tres segmentos: la mano alzada, las paradas de calle y el segmento de la precontratación. Lo primero existe desde hace 110 años, regulado al gusto del taxi. Hasta ahora nadie les ha llevado la contraria. Solo en la contratación compiten con nosotros y nosotros no tenemos ninguna intención de discutirles los otros dos ámbitos. Hay que flexibilizar al taxi para que pueda competir con las VTC, para beneficiar al sector pero también al ciudadano. 

¿Qué relación tienen con el Ministerio de Fomento?

No nos han informado de nada de la redacción del real decreto. He pedido entrevistas al ministro Ábalos en tres ocasiones, pero nada. Debe conocer el problema porque está completamente desinformado. El secretario de Estado se vio conmigo en septiembre, pero fue un encuentro infructuoso. No ha habido ni mesa de diálogo ni consenso. Nada. Ni información. Tampoco las comunidades, que lo vieron aprobado por el Gobierno sin que les pasaran siquiera un borrador.

El decreto permite a las Comunidades Autónomas regular horarios. ¿Les da miedo que eso implique una reducción por la puerta de atrás?

Debería hacer una regulación propia la Generalitat. O sea, que las acciones legales irían contra ellas. Si tocas una coma del periodo indemnizatorio ya estás cambiando la condiciones y abres la caja de Pandora, que es lo que quiere el Gobierno. Si tocan algo, vendrá un aluvión de demandas. ¿Por qué no lo hace directamente el PSOE, que es quien ha redactado el decreto? Les están transmitiendo un problema...

Pero ese es un problema que tendrán unas pocas regiones: Catalunya, Madrid, quizás Andalucía...

Hay una amplia mayoría de Comunidades Autónomas en contra de este decreto. Puedes contar con los dedos de la mano los que se ponen de perfil.

¿Y cómo respiran Uber y Cabify?

En otros países lo tienen mucho más fácil. Uber trató de importar el modelo Uber Pop de coches particulares. Unauto fuimos los primeros en oponernos. Lo paralizamos en apenas dos meses y pidieron perdón. Ahora están haciendo las cosas como marca la ley española. Lo que no se puede hacer ahora es cambiar la ley cuando estás haciendo las cosas bien.

¿Sus coches funcionan todo el día?

No, salen cuando existe demanda. En el taxi, en cambio, el sistema no es eficiente. Hacer tres o cuatro horas de cola para coger un cliente en el aeropuerto, por ejemplo. Y cuando lo consiguen tienen que hacerle un segundo ombligo, le pegan un rejón tremendo porque tienen que cubrir esa espera. 

¿Los días de lluvia es más caro coger un Uber o un Cabify?

El primero en tener precio dinámico es el taxi. Me sorprende que a partir de la medianoche sea más caro. Es así de toda la vida y lo damos por normal. Llevar maleta supone también un suplemento. Nochevieja o fin de año, te cuesta 20 y tantos euros solo sentarte en el taxi. ¿Eso no es tarifa dinámica? Hay gente que prefiere pagar un poquito más por tener un determinado servicio de calidad. El precio lo ves y lo comparas con todas las opciones. La gente debe ser libre de decidir cómo se quiere mover por Barcelona.

¿Qué opinión le merecen líderes del taxi como Alberto Álvarez (Tito) y Nacho Castillo (Peseto Loco)?

La verdad es que me hace bastante gracia. Es un problema porque no le hacen ningún favor al taxi. ¿Crees que la imagen pública está bien representada por un tipo con la cabeza rapada y cresta y con bengalas? ¿Y que se llama Peseto Loco  y hace memes en internet diciendo que el mejor dinero invertido para ir al aerpouerto es ir en su taxi mientras él dispara a Uber y Cabify por la ventanilla? No tienen sentido... El caso de Tito es exactamente igual, el taxi se ha hecho mucho daño. Cada vez que sale a la calle y la lía cree que les hace un favor pero le está pegando un tiro en el pie al sector. Está causando un grave perjuicio y está consiguiendo que mucha gente no cuente con ellos. Se enfrentan a sus clientes y es lo último que cualquier empresario debería hacer.

Temas: Taxis Congreso