Ir a contenido

CONFERENCIA

La revuelta de la atención social, según Itziar González

La arquitecta deja fascinado a un congreso del sector social al reclamar una revolución total del sistema

"Vosotros podéis crear confianza entre la ciudadanía y la función pública, no los políticos", ha defendido

Carlos Márquez Daniel

Itziar González, con una de sus diapositivas, en la conferencia de este miércoles. 

Itziar González, con una de sus diapositivas, en la conferencia de este miércoles.  / MIQUEL TAVERNA / CSSB

La dama levanta la mano y le pasan el micro. Se intuye una queja cuando empieza con un “a mí no me ha gustado…”, pero resulta que su disgusto es a la vez un elogio, porque la falta de tiempo ha obligado a comprimir una conferencia que tenía al público cautivado. La plática corre a cargo de Itziar González, arquitecta, exconcejala de Ciutat Vella en tiempos de Jordi Hereu, activista vecinal. Y esto es la apertura del III Congreso de Servicios Sociales Básicos. La ha terminado por aclamación popular, y en resumen, ha instado a los asistentes a iniciar una revuelta que permita colocar su profesión en el lugar que les corresponde de la sociedad. Largo aplauso para una propuesta que contrasta con una rocosa realidad difícil de derribar. Pero no imposible. 

González ha tomado la palabra tras una mesa en la que varios políticos han alabado y prometido a partes iguales. Sus primeras frases han sido para ellos, celebrando, con fina ironía, que cada vez “se expliquen más y presenten propuestas más concretas”. “Pero sois vosotros los que hacéis la política social”. A partir de ahí ha ido moldeando una metáfora entre lo constructivo y lo mitológico para insuflar un mensaje que va de la autogestión a la participación en la toma de decisiones, del capitalismo a la voladura del sistema. Sus palabras destilan todavía los malos momentos pasados en su etapa política en Barcelona, de cuando sufrió amenazas y le entraron en casa. Lo pasó mal y no tuvo el apoyo que era de esperar. Ni de sus propios compañeros de gobierno, aunque guarda un buen recuerdo de Hereu. Porque la política solo le aportó malos ratos y porque es una firme defensora de la ciudadanía entendida como núcleo de acción, ha animado a los profesionales del servicio social a trabajar “de manera artesanal”, al margen de “un sistema y unas instituciones que les convierten en una pieza disfuncional”. 

Fuera jerarquías

La arenga ha sida de aúpa. Les ha dicho que los políticos “no pueden ser impulsores de nada”, que las leyes deben redactarse desde abajo, desde la ciudadanía. Les ha venido a decir que deben dejar de ser vasallos de la Administración para convertirse en representantes de la gente a la que atienden. Para que todo funcione, ha sostenido, deben desaparecer las jerarquías. Y es ahí donde encaja la metáfora arquitectónica, la vuelta de bóveda. A partir de diapositivas más propias de un congreso de aparejadores, González ha mentado a los políticos que les definen como “la piedra angular” del sistema de atención social. Por eso les ha invitado -no ha sido fácil seguir el hilo en algunos momentos de la conferencia- a pasar “de la vuelta a la revuelta”, es decir, a dejar de formar parte de esa construcción constreñida y delicada para crear infraestructuras de confianza entre la ciudadanía y la función pública”.

Ahí ha venido bien presentar al dios Jano de dos caras. “Una para mirar hacia el pasado y la otra para prever el futuro, lo que le permite ser la clave del presente. Tiene una ambivalencia que ni abre ni cierra puertas; es un espacio de transición, jamás de tramitación”. La idea del umbral como referente, de zona de paso, en cualquier dirección, con la constante apelación al “movimiento” como herramienta de “proximidad y empatía”.

De nuevo con símiles arquitectónicos, ha dibujado varios escenarios posibles. Uno es el “juego de rivalidades entre áreas dialécticas, de quítate tú para que me ponga yo”, y el otro es el del “arenal”, esa zona de juegos que una vez más apela a la libertad, donde “lo importante no es si entras o sales, sino el movimiento y la evolución”. “Vuestra acción -ha concluido- es lo que cambia la realidad de ese arenal”.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.