Ir a contenido

ESTUDIO ANUAL DE LA OCDE

Los jóvenes españoles siguen heredando el fracaso escolar de sus padres

El 55% de los chavales con progenitores que no han superado el Bachillerato tampoco consiguen ir más allá de ese nivel

Olga Pereda

Alumnos del colegio Virgen del Cortijo de Madrid.

Alumnos del colegio Virgen del Cortijo de Madrid. / FERNANDO ALVARADO (EFE)

La educación en España sufre una “trampa generacional” que confirma la desigualdad social. Si tus padres tienen un nivel bajo de estudios es muy probable que tú sigas su camino. Así se dictamina en el último informe de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, que aglutina a 36 países), donde se especifica que más de la mitad (55%) de los hijos de padres que no han superado el nivel de estudios relativo al Bachillerato no consiguen tampoco pasar de esa graduación. La buena noticia es que el 24% de esos jóvenes con padres con estudios inferiores a Bachillerato sí que consiguen acceder a los grados superiores, como la universidad, frente al 21% de media de la OCDE.

El estudio ‘Panorama de la Educación 2018’ advierte en el apartado de España de que el 34% de los adultos con edades comprendidas entre los 25 y los 34 años carecen de estudios de educación superior secundaria (Bachillerato) frente a una media de la OCDE del 15%. Como en la mayoría de países -añade el informe- los hombres tienen más riesgo de no superar este nivel de estudios. En España, concretamente, la diferencia es de 11 puntos porcentuales. En este apartado, solo Portugal nos supera.

Empleo y sueldo

Seguir estudiando cuando uno tiene 16, 17 o 18 años es importante de cara a conseguir un futuro empleo (y la consiguiente capacidad económica). Aunque el porcentaje de empleo que tienen los licenciados en la universidad está por debajo de la media de la OCDE (77% frente al 84%) el dato es alto si lo comparamos con el porcentaje de los trabajadores sin estudios superiores secundarios (61%). El estudio hace hincapié en que el nivel de estudios es muy importante de cara a los sueldos. El 63% de los licenciados universitarios ganan más que la media de los empleados, ya trabajen a tiempo completo o parcial, mientras que solo el 33% de los adultos sin Bachillerato (o equivalente) lo hacen. Siguiendo con la universidad, ‘Panorama de la Educación 2018’ destaca que el porcentaje de mujeres con estudios superiores (universitarios) es más alto que el de los hombres: 71% frente al 58%. Eso no implica que siga existiendo la brecha salarial entre trabajadores y trabajadoras.

Repetidores y 'nin-nis'

Preocupa (y mucho) que España también ‘gane’ en número de 'ni-nis' (jóvenes entre 18 y 24 años que ni trabajan ni estudian): 20,9% frente a 14,5% de media de la OCDE.

El informe advierte también del alto número de repetidores que tiene España en Secundaria (ESO). Lamentablemente, es el país con más repetidores en esta franja: un 11% frente al 2% de la media de la OCDE, lo cual conlleva importante gasto económico.

El sueldo de los profesores

El voluminoso estudio dedica un apartado a los profesores. O mejor dicho, profesoras porque se trata de una profesión, al menos en España, dominada por las mujeres (64%). Los enseñantes de Secundaria empiezan sus carreras profesionales con un salario más alto que el de la media de los países de la OCDE. Sin embargo, después de 15 años de experiencia los sueldos han aumentos solo en un 15% comparado con el 39% de subida que han experimentado en el resto de países miembros.

Donde España muestra mejores datos es en la educación infantil (que va de los 3 a los 6 años y no es obligatoria por ley), en la que el nivel de escolarización roza el 100%. Mientras, el 35% de los menores de tres años también acuden a guarderías, un porcentaje ligeramente superior al de la media de países miembros (33%). Según el estudio, los hijos de madres con estudios universitarios son mayoría en las guarderías.