Ir a contenido

EN ESTADOS UNIDOS

El estado de Nueva York abre una investigación contra los abusos sexuales en la iglesia

Misuri, Nuevo México y Oklahoma han anunciado también planes para seguir la estela reciente de Pensilvania

Ricardo Mir de Francia

La fiscala general del estado de Nueva York, Barbara Underwood, en una intervención pública en Albany.

La fiscala general del estado de Nueva York, Barbara Underwood, en una intervención pública en Albany. / AP / HANS PENNINK

El demoledor informe de gran jurado de Pensilvania sobre los abusos sexuales en la iglesia no solo puso de relieve la cantidad de presuntos crímenes nunca juzgados que siguen en el armario, sino que obligó a otros estados a hacerse las mismas preguntas. El último en dar un paso adelante ha sido el estado de Nueva York. Su fiscal general ha anunciado la apertura de una investigación civil para averiguar cómo las diócesis y la archidiócesis del estado han gestionado las posibles alegaciones de abusos que hayan recibido a lo largo de los años. El estado ha puesto también un número de teléfono al alcance de la ciudadanía para recibir pistas y testimonios.

“El informe del gran jurado de Pensilvania puso de relieve los actos increíblemente perturbadores y depravados del clero católico, actos respaldados por una cultura del secreto y el encubrimiento en las diócesis”, ha dicho la fiscal Barbara Underwood al anunciar la investigación. “Las víctimas de Nueva York también merecen ser escuchadas y vamos a hacer todo lo que esté en nuestro poder para darles la justicia que merecen”. Por el momento, Underwood ha enviado requerimientos judiciales a las distintas diócesis para obtener documentación sobre cómo lidiaron con denuncias y alegaciones. Un portavoz de la archidiócesis neoyorkina ha dicho que están “listos y ansiosos por cooperar en la investigación”.

Al igual que Nueva York, otros estados han empezado a mover ficha para investigar los abusos a menores de los curas, una plaga que en Pensilvania destapó más de un millar de víctimas y cerca de 300 abusadores. Misuri, Nuevo México y Oklahoma ha anunciado medidas para investigar lo sucedido en sus estados a lo largo de los años y la fiscal general de Illinois ha afirmado que se reunirá con la archidiócesis de Chicago después de que siete curas con conexiones a su estado aparecieran en el informe de Pensilvania.

“La Iglesia Católica de Nuevo México necesita reconciliarse y respaldar plenamente a las víctimas revelando la magnitud de los abusos sexuales y el subsiguiente encubrimiento de los líderes de la iglesia para restaurar la fe y la confianza en la comunidad”, dijo en un comunicado la fiscalía de Nuevo México. Todas estas nuevas pesquisas sugieren que a la Iglesia estadounidense, que empezó a zozobrar a principios del milenio con los primeros escándalos en Massachusetts, le esperan años muy complicados por delante. 

0 Comentarios
cargando