Ir a contenido

TRAS MESES DE DEBATE PÚBLICO

El Reino Unido legaliza el uso de medicinas derivadas del cannabis

Los fármacos podrán ser utilizados bajo prescripción de un especialista médico por pacientes "con necesidades clínicas excepcionales"

Begoña Arce

Un hombre vende a otro cogollos de cannabis en una tienda de California (EEUU), el pasado 1 de enero.

Un hombre vende a otro cogollos de cannabis en una tienda de California (EEUU), el pasado 1 de enero. / AFP / ROBYN BECK

El Gobierno británico ha autorizado el uso estricto de medicinas derivadas del cannabis, después de meses de debate público. Los fármacos cuya seguridad y calidad esté comprobada, podrán ser utilizados legalmente, bajo prescripción de un especialista médico, por pacientes "con necesidades clínicas excepcionales", según ha anunciado el ministro del Interior, Sajid Javid. El ministro ha seguido el consejo de la responsable en asuntos médicos para Inglaterra, Sally Davies, quien había ratificado los beneficios terapéuticos del cannabis para algunas dolencias.

La medida puede beneficiar potencialmente a miles de pacientes y se adopta después de las desesperadas denuncias de padres de niños aquejados de severos ataques de epilepsia, a los que se había negado el acceso al aceite de cannabis, capaz de controlar los ataques.

Los casos de Billy Caldwell de 12 años y de Alfie Dingley de 6, víctimas ambos de una forma rara de epilepsia, habían conmovido a los británicos y provocaron un debate que llegó al parlamento y dividió al gobierno. La primera ministra Theresa May no era partidaria de revisar la legislación.  La madre de Billy, que padece además de autismo, necesitaba poder aplicar el remedio a su hijo en casa, sin necesidad de acudir al hospital. Un problema similar al de Alfie víctima de una rara enfermedad, por la que sufre unos 150 ataques con convulsiones cada mes. Su madre recibió finalmente una autorización excepcional para  importar legalmente desde Amsterdam el aceite relajante, que mejora notablemente la calidad de vida del niño.

Más de 240.000 firmas

El acceso a los derivados medicinales del cannabis será posible a partir del otoño. "Esto ayudará a los pacientes con necesidades médicas específicas, pero no constituye en ningún caso un primer paso para la legalización del cannabis para uso recreativo", ha advertido el ministro en un comunicado.

Karen Gray, madre de Murray de cinco años, había organizado una petición al gobierno en nombre de su hijo enfermo, solicitando la legalización de los derivados médicos del cannabis, que reunió más de 240.000 firmas. "Hay muchos niños en el Reino Unido que se van a beneficiar", señaló, "por no hablar de los adultos a los que ayuda también esta medicación".

Temas: Cannabis

0 Comentarios
cargando