Ir a contenido

LACRA SOCIAL

Las agresiones sexuales aumentan un 30% en Catalunya este 2018

Interior aborda por primera vez el plan de seguridad contra la violencia machista en espacios de ocio

Propone regular el derecho de admisión y permanencia de aquellas personas que muestren actitudes sexistas

El Periódico

Miquel Buch, conseller de Interior.

Miquel Buch, conseller de Interior. / Norma Vidal

En el primer semestre de este año, se han denunciado en Catalunya 804 casos de delitos contra la libertad e indemnidad sexual, que incluyen violaciones y abusos sexuales. Se trata de una cifra un 30% mayor que en el mismo período del año pasado, cuando se registraron 617.

Las denuncias están aumentando, en parte porque la sociedad está más concienciada. El primer trimestre de 2018 cerró con 379, un 21,8% más que el mismo periodo del año anterior, y el segundo con 425 denuncias de este tipo, lo que supone un crecimiento del 38,8% interanual. Paralelamente, las recibidas en el tercer trimestre de 2017 fueron 410.

La Conselleria d'Interior, que ha reunido por primera vez este martes al grupo de trabajo del Plan de seguridad contra las violencias sexuales en espacios de ocio, ha propuesto promover la "tolerancia cero" ante las agresiones sexuales, tal y como ha manifestado el 'conseller' Miquel Buch en una rueda de prensa posterior a la reunión que volverá a tener lugar de nuevo dentro de dos semanas.

Derecho de admisión

Una de las propuestas que se ha puesto sobre la mesa es reformar la normativa para regular el derecho de admisión y permanencia de aquellas personas que muestren actitudes machistas. "A nivel de ocio se podría reforzar el derecho de admisión, si legislamos también en la permanencia en este local. Que se pueda impedir el acceso y también expulsar si hay actitudes inadecuadas, tanto en espacios de ocio públicos como privados", ha dicho Buch.

Además, la clave en este aspecto será la formación de los controladores de acceso y de los agentes de seguridad, así como de otros trabajadores y de policías y Mossos d'Esquadra. Hasta ahora, los profesionales de seguridad del sector reciben formación genérica y la idea es formarlos en el ámbito concreto de las agresiones sexuales.

"Debemos velar para detectar este tipo de conductas y evitar que las agresiones tampoco se cometan fuera. Por lo tanto, todos juntos tenemos que bus car la manera para trabajar preventivamente", ha afirmado Buch, quien ha subrayado la voluntad de crear un frente común contra las violencias sexuales.

Junto con los posibles cambios normativos, la formación de los trabajadores implicados en el ocio y la creación de un protocolo de prevención, actuación y acompañamiento de la víctima son piezas clave de este plan de seguridad que impulsa Interior. Este protocolo estará impulsado conjuntamente por la Generalitat, las administraciones locales, las entidades sociales y el sector privado.

La presidenta del Institut Català de les Dones (ICD), Núria Balada, que ha estado presente en la reunión, ha celebrado la iniciativa y la ha calificado de "interesante" por el hecho de coordinar de forma conjunta el ámbito municipal y los espacios de ocio. Junto a ella,  Glòria Cabrera, representante de la Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno (Fecalon), ha alabado la iniciativa de la 'conselleria' a la hora de unificar administraciones y entidades privadas.

Por su parte, el director general de Adminsitración de Seguridad, Jordi Jardí, ha incidido en que la formación será específica para hacer frente a las violencias sexuales para "ser capaces de detectar actitudes que puedan derivar en una futura agresión sexual".

Temas: Miquel Buch

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.