Ir a contenido

JUICIO EN LA AUDIENCIA DE BARCELONA

"Me obligaban a casarme en la India"

La fiscalía reclama siete años de prisón para los padres de una joven por retenerla a la fuerza en su casa

"No me dejaban salir y me encerraron en una habitación", ha explicado la joven asíatica ante el tribunal

J. G. Albalat

Los tres acusados, en el banquillo, el pasado mes de julio.

Los tres acusados, en el banquillo, el pasado mes de julio. / JOAN CORTADELLAS

“Me obligaban a casarme en la India y no estaba de acuerdo (…) Me encerraron en una habitación”. Este es parte del testimonio de M., una joven india de 21 años. Su familia concertó un matrimonio en el país asiático en contra de su voluntad. Ella se rebeló. No quería casarse si no era por amor. Sus padres y su hermano se han sentado este lunes en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Barcelona por haberla retenido en mayo del 2017 durante dos días. La fiscalía les atribuye un delito de detención ilegal y uno leve de lesiones, por los que reclama una pena de siete años de prisión y multa.

Los padres de la chica han reconocido que en abril del 2017 viajaron a la India para pactar tanto el matrimonio de su hija y la de su hija. Fueron los cuatros, ha reconocido el progenitor. Allí la muchacha conoció al que iba a ser su marido, y se hicieron fotos. A la vuelta a España, la joven se mostró en contra de la decisión de sus padres y se escapó a vivir con una amiga. La acusación pública sostiene que acudió a la India engañada. "Me enteré allí", ha recalcado la víctima.

El 7 de mayo del 2017, la familia le rogó que volviera con ellos, que no le iban a hacer nada y que se haría lo que ella quería. La convencieron y fue. En el piso se encontró con sus padres y su hermano. “Intenté salir y me encerraron en una habitación”, ha asegurado la joven. La fiscal detalla que los progenitores quebrantaron su voluntad porque querían conseguir que aceptara el matrimonio impuesto. En la casa, la madre le llegó a abofetear y su padre la arrojó a la cama, le puso momentáneamente la almohada encima de la cara impidiéndole respirar y la dejó encerrada en el habitáculo, incide la acusación.

Petición de auxilio

A las 15.40 horas del 8 de mayo, un vehículo de los Mossos pasó por la calle de Barcelona donde vivía la chica. Esta lanzó un cortaúñas por el balcón y pidió auxilio. Los agentes oyeron un golpe en el coche, salieron y mirando hacia arriba. Vieron a la muchacha gritando y tres personas agarrándola. Al subir a la vivienda, la joven les abrió la puerta. “Estaba muy nerviosa. Nos explicó que no la dejaban salir de casa”, ha recordado un policía. Los progenitores y el hermano, en cambio, comentaron que la chica tenía una enfermedad psiquiátrica y que había intentado suicidarse.

Los tres acusados admitieron que habían pactado con una familia de la India que la joven se casara en ese país, pero han negado que la retuvieran durante dos días en la casa tal y como denuncia la muchacha. El padre ha llegado a decir que su hija estaba enferma, tocándose en ese momento la cabeza e insinuando que tenía problemas mentales. La amiga de la víctima, también india, ha desmentido este extremo y ha agregado: “Nuestra cultura es diferente. Cuando la gente de mi país viene a España abren poco a poco su mentalidad. Pero su familia empezó a no entenderla, a pesar de que la quieren mucho”. La denunciante parece que se ha reconciliado con su familia. En la vista ha pedido que se le retire la orden de alejamiento y ha renunciado a la indemnización.

Temas: Matrimonio India

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.