Ir a contenido

Facebook compartió datos también con fabricantes de móviles chinos

Huawei, una de las compañías, está señalada por EEUU como potencial amenaza a la seguridad nacional

La empresa de Zuckerberg afirma que controló siempre la información pero se intensifican críticas y escrutinio

Idoya Noain

Zuckerberg, en su comparecencia.

Zuckerberg, en su comparecencia. / AFP/ CHIP SOMODEVILLA

Los buenos resultados económicos de Facebook demuestran que por ahora ha capeado el temporal que desató el escándalo de Cambridge Analytica pero el gigante de Silicon Valley está lejos de navegar en aguas tranquilas. De hecho, la tormenta arrecia. Dos días después de revelar que la empresa fundada por Mark Zuckerberg cedió datos de sus usuarios a más de 60 compañías que fabrican móviles, ‘The New York Times’ ha sacado a la luz que hubo también alianzas similares con al menos cuatro empresas chinas.

Entre esas compañías está el gigante Huawei, señalado en Estados Unidos como potencial amenaza a la seguridad nacional, y la noticia ha inyectado fuerza a las críticas y el escrutinio. Además, vuelven a quedar en evidencia los problemas de confianza de Facebook, que dio acceso a los datos sin consentimiento expreso de sus usuarios, y de transparencia.

La respuesta de Facebook

El artículo del 'Times' detalla acuerdos que datan al menos del 2010 y que además de a Huawei incluyen a Lenovo, Oppo y TCL. Permitieron a esas empresas acceso a datos como el historial laboral o las relaciones personales de los usuarios y sus amigos. Y la respuesta de Facebook, que ha ofecido el vicepresidente Francisco Varela, ha sido defender que los datos estuvieron siempre bajo control del gigante estadounidense y anunciar que a finales de esta semana se pondrá fin al acuerdo con Huawei (los que mantienen con otras compañías también deberían expirar próximamente).

“Dado el interés del Congreso, queremos dejar claro que toda la información de estas integraciones con Huawei se almacenaron en el aparato, no en los servidores de Huawei”, ha explicado Varela en un comunicado, en el que se escuda también como defensa en que “otras muchas compañías tecnológicas de EEUU han trabajado con ellos y otros fabricantes chinos para integrar sus servicios en estos teléfonos”.

Dilema político

Nada en esa línea argumental ha evitado las críticas. El senador republicano John Thune, que dirige el Comité de Comercio, ha demandado que la compañía de al Congreso detalles sobre sus alianzas. Y el senador Mark Warner, el más destacado demócrata en el Comité de Inteligencia, ha alertado de la “amenaza que representan las compañías chinas de telecomunicaciones”.

“Facebook es una gran compañía pero estamos viendo repetirse este patrón”, ha recordado Warner, que ha sugerido a los directivos de Facebook una estrategia de información y transparencia muy distinta a la que están siguiendo: “Poner las cosas en claro las primeras 24 horas, no dejar que vayan saliendo a cuentagotas”.

Un consuelo para Zuckerberg es que los mismos congresistas críticos en Washington debaten y dudan sobre la conveniencia de imponer al sector tecnológico regulaciones estrictas. Precisamente senadores como Warner, aunque quieren mejorar las protecciones para los usuarios, temen que la reforzada regulación abra el camino a las empresas chinas para dominar los mercados.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.