Ir a contenido

Polémica zanjada

Justicia incorpora a 15 mujeres a la comisión que revisará los delitos sexuales

De ellas 12 serán vocales permanentes del órgano asesor en derecho penal del ministerio

Catala zanja la polémica suscitada cuando se supo que la comisión la formaban solo hombres

Ángeles Vázquez

Concentración en la plaza de Sant Jaume, de Barcelona, contra la sentencia de ’La manada’. 

Concentración en la plaza de Sant Jaume, de Barcelona, contra la sentencia de ’La manada’.  / FERRAN NADEU

Catedráticas, fiscalas, juezas, profesoras y abogadas harán posible que la Sección de Penal de la comisión de codificación entre en el siglo XXI, aunque sea con un retraso de 18 de años. El órgano asesor de Justicia al que el ministro Rafael Catalá encargó revisar los delitos sexuales del Código Penal, para atajar las protestas que suscitó la sentencia de 'La Manada', contará a partir de ahora con 15 mujeres y 13 hombres. Doce de ellas se incorporarán de forma permanente a esta comisión que llevaba sin reunirse desde que llegó al poder Felipe González, lo que había hecho que pasara inadvertido que la componían íntegramente hombres, cuya media de edad superaba los 67 años.

A la movilización del feminismo por la polémica resolución se sumaron las críticas de las catedráticas de derecho penal que no entendían cómo sus compañeros habían aceptado sin contar con ellas un encargo sobre materias de especial sensibilidad como la libertad sexual de la mujer y la tipificación que se hizo en el Código Penal de 1995 de los delitos de abuso y agresión sexual. En 2015 Catalá incluyó a siete nuevos vocales, pero, pese a que entonces las mujeres ya eran mayoría en la administración de justicia, solo invitó a hombres.

El primer intento del ministerio por zanjar la polémica no salió bien: quiso incluir mujeres, pero solo para esta reforma puntual, lo que dejaba la comisión tal y como estaba. De las tres catedráticas que aceptaron, Avelina Alonso de Escamilla, Carmen Lamarca y Mirentxu Corcoy, esta última renunció tras constatar que su participación en los trabajos no suponía un cambio en la composición de la comisión, que no representaba la realidad social.

En su primera reunión la propia comisión se sumaba a la reivindicación feminista, al entender imprescindible incluir también a mujeres. Durante el encuentro el exministro Fernando Ledesma renunciaba, como unos días antes había hecho el catedrático Francisco Muñoz Conde, en una carta en la que lamentaba que no se hubiera consultado con ellos en las numerosas reformas realizadas en el Código Penal y considerar que el convocarles entonces respondía respondía a una "demagogia punitiva" propia del nazismo.

Composición de la comisión

Todavía no hay fecha para que se reúna la comisión, cuyos trabajos el ministro pretendía que concluyeran el próximo 15 de junio. Pero en la próxima convocatoria participarán también las catedráticas que en un principio solo estudiarían los delitos sexuales, más Patricia Faraldo y Piedad García-Escudero, así como las profesoras Carmen Gómez Rivero y Myriam Herrero, la abogada Carmen Sánchez Morán, las fiscalas Pilar Fernández Valcárcel y Pilar Martínez Nájera y las magistradas Susana Polo y Ana Ferrer, esta última, la única que forma parte de la Sala Segunda del Tribunal Supremo. 

Con carácter temporal, para esta reforma en concreto, también asistirán la exdelegada del Gobierno para la violencia de género Blanca Hernández Oliver y la abogada del Estado Lucía Pedreño Navarro. Además, se unirá la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, que es vocal nata de la Comisión General de Codificación por el cargo que ejerce.

El resto de la Sección Penal de la comisión la formarán Esteban Mestre, como presidente, Luis Arroyo Zapatero, Javier Boix, Manuel Cancio, Juan Carlos Carbonell Mateu, Carlos García Valdés, Enrique Gimbernat, José Luis González Cussac, Borja Mapelli Caffarena, Enrique Peñaranda, Miguel Polaino Navarrete, Gonzalo Quintero Olivares, y Jesús María Silva.