Ir a contenido

Prestación contra la exclusión

Treball solo ha concedido 1.000 de las 61.000 rentas ciudadanas solicitadas

Más del 70% de las peticiones han sido rechazadas o no se han admitido a trámite

La 'conselleria' comunica que concede la prestación a una mujer un día después de que denunciara en este diario la negativa

Teresa Pérez

Susana Rovira. que tras aparecer este martes en este diario, le acaban de dar la ayuda negada.

Susana Rovira. que tras aparecer este martes en este diario, le acaban de dar la ayuda negada. / RICARD CUGAT

Más del 70% de las 61.000 nuevas solicitudes presentadas desde el pasado 15 de septiembre para cobrar la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC), unas 44.000, han sido rechazadas o no se han admitido a trámite. Esta prestación, aprobada por unanimidad por el Parlament el pasado julio, pretende paliar los graves porcentajes de pobreza severa que hay en Catalunya.

Estos datos se desprenden de la información facilitada este miércoles por la Conselleria de Treball, Afers Socials i Famílies para salir al paso de la polvareda levantada por la Comisión Promotora de la Renta, que cifró en más de 40.000 los expedientes pendientes de resolución o denegados con argumentos "injustos". Josep Ginesta, secretario general del departamento, ha insistido en que solo quedan por tramitar 12.337 casos.

Recortes sociales

Las cifras facilitadas por Treball a este diario revelan que se han presentado 61.000 solicitudes, de las que 30.000 se rechazaron por no cumplir los requisitos y solo se aceptaron a trámite algo más de la mitad: 31.000. De estas, 12.337 están pendientes y 19.000 han sido tramitadas. Sigue el desglose: de estas 19.000, 14.000 ya han recibido la denegación, 1.000 se han aprobado y a 4.000 solicitantes se les ha requerido nueva documentación.

En números fáciles: Treball solo ha concedido 1.000 de las 61.000 nuevas rentas garantizadas solicitadas. Además pasaron de forma automática a percibir la prestación 107.000 personas, entre las que antes recibían la extinguida renta mínima de inserción y determinados pensionistas.  

Diosdado Toledano, portavoz de la Comisión Promotora de la Renta, ha reaccionado con indignación ante estos datos y ha criticado que las concesiones para percibir la ayuda no alcanzan ni el 2% de las peticiones, lo que significa que "hay abusos administrativos a fin de no otorgarlas". A su juicio, este porcentaje pone de manifiesto "un evidente incumplimiento de la ley y una demostración de que hay recortes sociales". Este portavoz ha calificado de "inexplicable" el alto número de casos rechazados.

Inminente

También resulta inexplicable la rápida resolución del expediente de Susana Rovira, solo un día después de que denunciara en este diario que le habían rechazado la ayuda solicitada el pasado noviembre, ante lo que había recurrido. Su caso se ha resuelto de la noche a la mañana y este miércoles a primera hora le comunicaron que se le había concedido la prestación. "Pero me van a descontar los 150 euros al mes que cobro de manutención por mi hija pequeña", ha criticado.

Toledano ha comparado los datos facilitados por Treball con las concesiones otorgadas en el 2011 para los beneficiarios de la Renta Mínima de Inserción (RMI), más conocida como PIRMI. En este caso llegaron a aprobarse el 50% de las solicitudes, pese a tener unos requisitos más restrictivos para acceder a ella que los de la renta garantizada. 

La Comisión Promotora se ha reunido este miércoles para debatir "la gravedad de la situación" y coordinar acciones de protesta, con el respaldo de 50 entidades sociales, alcaldes y algunos partidos políticos.