Ir a contenido

Huía a Colombia

El maltratador que fue pillado dentro de un avión vuelve a ser detenido en Barajas

El arrestado, que tiene un procedimiento por violencia machista contra su expareja, fue detenido en idénticas circunstancias el 24 de enero

El Periódico

Un avión despega del Aeropuerto Adolfo Suárez Barajas de Madrid.

Un avión despega del Aeropuerto Adolfo Suárez Barajas de Madrid. / REUTERS/ PAUL HANNA

Agentes de la Policía Nacional detuvieron la semana pasada en el aeropuerto de Barajas a un individuo como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y quebrantamiento de condena cuando se disponía a volar a Cali (Colombia), ha informado este miércoles la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

Los hechos que motivaron la detención ocurrieron el pasado viernes cuando la víctima contactó con los agentes asignados para su protección pertenecientes a la unidad de Ayuda y Protección a la Mujer de la Policía Municipal de Madrid.

La mujer denunció nuevas amenazas telefónicas por parte del arrestado e informó a los agentes que su expareja, de 27 años, tras mantener una conversación con la hija menor de ambos, le manifestó que abandonaría el país en unas tres horas.

Inmediatamente los agentes municipales comenzaron a realizar las gestiones oportunas para proceder a la localización de este individuo siendo los agentes nacionales destinados en la comisaría del aeropuerto de Barajas los que procedieron a su detención tras un minucioso control documental de los viajeros con destino a Cali (Colombia).

Detenido el 24 de enero

El mismo individuo fue detenido el pasado 24 de enero en las mismas circunstancias en el aeropuerto de Barajas. El juez había interpuesto al agresor una orden de alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima. Pero el agresor quebrantó este orden, enviando imágenes y mensajes amenazantes a la víctima.

Desde ese momento, los agentes le dieron protección y acompañamiento durante las 24 horas del día ante la situación de riesgo extremo y fueron a buscar al maltratador, que advirtió la presencia de los agentes, por lo que decidió entonces abandonar el país para dirigirse a Cali (Colombia).

Al igual que en esta ocasión, fue la propia víctima quien, al recibir una foto mandada por el agresor desde el aeropuerto, alertó a los policías del hecho. Entonces, los agentes de Barajas accedieron al interior del avión, procediendo a su detención cuando ocupaba su asiento. El detenido cuenta con antecedentes por hechos similares, así como por otros delitos.

Tras ser interrogado por la magistrada del Juzgado de Violencia de Género número 9, de guardia de detenidos, esta le dejó en libertad, habida cuenta que ni las partes ni la Fiscalía pidió prisión provisional para el detenido y porque no vio ánimo criminal que justifique su privación de libertad, "ya que el hombre solo envió un mensaje a su exmujer señalando que se iba un mes al país de origen de ambos", indicaron entonces a Europa Press fuentes jurídicas.