Ir a contenido

Duermen en los juzgados

El Síndic pide soluciones para los menores que pasan hasta 4 días en la Ciutat de la Justícia

Niños y adolescentes llegados solos del extranjero esperan destino en condiciones "inadmisibles"

El Periódico

La Ciutat de la Justícia, en una imagen de archivo.

La Ciutat de la Justícia, en una imagen de archivo. / JOAN CORTADELLAS

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha exigido este lunes a la Generalitat que solucione la situación de los menores no acompañados que llegan a Barcelona y que pasan hasta 4 días en las dependencias judiciales "sin ducharse, sin cambiarse de ropa, con la luz siempre encendida, comiendo solo magdalenas y bocadillos, sin poder salir y sin saber cuándo saldrán".

Ribó ha urgido al Departamento de Treball que destine "un espacio digno" en la Ciudad de la Justícia para dar "una atención adecuada" para los menores emigrantes no acompañados e incrementar las plazas de primera acogida para estos menores extranjeros.

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) ya reconoció hace dos semanas que busca instalaciones en toda Catalunya para poder acoger "el alud" de menores no acompañados que llegan desde el extranjero, 904 en lo que va de año.

La fiscal jefe de Barcelona, Ana Magaldi, también urgió el pasado 11 de octubre a la DGAIA para que corrija la "lamentable" situación que sufren los menores llegados solos del extranjero cuando esperan destino durante horas en condiciones "inadmisibles" en el área de custodia de la Ciutat de la Justícia, donde les han de hacer la prueba para comprobar su edad.

Primera acogida

Ahora, el Síndic de Greuges ha recomendado que se creen plazas suficientes de primera acogida para evitar que los niños permanezcan largos tiempos de espera en las dependencias judiciales antes de ser asignados a un recurso de protección.

El Síndic ha recomendado que se habilite definitivamente en la Ciudad de la Justícia un nuevo espacio de espera adecuado para la atención de los niños extranjeros no acompañados y ha sugerido revisar algunos aspectos de la atención que se dispensa a los niños custodiados, por ejemplo, en cuanto a la calidad de las comidas.

El Síndic, que en los últimos meses ya había recibido denuncias por la presencia de niños en las dependencias de la Ciudad de la Justícia durante 55 horas, e incluso en algún caso 96 horas, ha visitado las instalaciones para comprobar las denuncias.

Ribó ha certificado que en algunos de los casos "hay niños que pasan más de 100 horas en estas dependencias, sin ducharse, sin cambiarse de ropa, sin lavarse los dientes, con la luz siempre encendida por razones de seguridad, comiendo siempre lo mismo (magdalenas, zumos y bocadillo de tortilla o atún), sin ver la luz exterior ni salir y sin saber cuándo saldrán".

Fuera de estas dependencias, en la sala de espera de la planta 0 del edificio de Fiscalía) "también hay numerosos niños con colchones en el suelo en condiciones inadecuadas".

Cada vez llegan más

La llegada a Catalunya de menores no acompañados, la mayoría magrebís, se ha ido incrementando desde el año 2013, cuando llegaron 418, mientras que en el 2016 esta cifra se situó en 665, un 59% más.

Durante este año, según la DGAIA, esta tendencia creciente se ha acentuado aún más, especialmente durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, con la llegada hasta ahora de 904 menores, más que en todo el 2016.

La saturación de los centros de acogida, que no disponen de plazas vacantes, provoca que estos niños puedan permanecer hasta cuatro o cinco días en las dependencias judiciales.

En julio del 2016, el Síndic ya alertó de que uno de los principales problemas del sistema de protección de la infancia en Catalunya era "la sobreocupación de los centros de acogida" a menores.

0 Comentarios
cargando