El Gobierno portugués ultima un paquete de medidas en materia forestal

Se lee en minutos

EFE

El Gobierno portugués ultima hoy un paquete de medidas de reforma forestal para dar respuesta a los devastadores incendios que sufre el país cada verano, que será discutido este sábado en un consejo de ministros extraordinario.

Aunque todavía no se saben las medidas exactas que incluirá este paquete, en la reunión se analizarán las conclusiones y recomendaciones elaboradas por la comisión técnica independiente creada para investigar lo ocurrido en Pedrógão Grande, donde el pasado junio fallecieron 64 personas.

Este informe apuntó fallos en la prevención y en el combate a los fuegos y avanzó que las medidas que deberían haber sido tomadas inmediatamente después del inicio del incendio podrían haber moderado los efectos de la tragedia.

La nueva oleada de incendios del pasado domingo, con otros 43 muertos, ha aumentado todavía más la urgencia de este paquete de medidas, que busca reformar de manera "estructural" la legislación en materia forestal para que los bosques "no sean un factor de amenaza para las poblaciones", según explicó esta semana el primer ministro, António Costa.

En este consejo de ministros se consolidará la reforma forestal iniciada el año pasado por el Ejecutivo socialista, que incluía medidas que afectan a la limpieza de los bosques y a la gestión de los terrenos abandonados, entre otras aprobadas por el Parlamento este verano.

Sin embargo, muchas de ellas todavía no han entrado en vigor porque están pendientes de regulación, un paso que se espera que se resuelva también este sábado.

Además de la reforma forestal, Costa avanzó que se actualizará el sistema de prevención y combate de los incendios.

Las tragedias forestales vividas este año en Portugal ya se han cobrado su primera víctima política, la titular de Administración Interna, Constança Urbano de Sousa, cuya dimisión fue anunciada el miércoles y que será sustituida por el hasta ahora viceministro, Eduardo Cabrita, que tomará posesión este sábado.

Noticias relacionadas

La crisis motivó también el discurso más duro desde que llegó al poder del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, que exigió una respuesta "rápida y convincente".

El jefe del Estado mostró hoy confianza en que el consejo de este sábado sirva además para encontrar una solución rápida para los familiares de las víctimas, que tendrán acceso a un mecanismo extrajudicial de indemnizaciones.