Ir a contenido

Incendios de Galicia: ¿provocados o intencionados?

Este martes continúan activos 27 fuegos en la comunidad autónoma gallega de un total de 82

El Periódico / Barcelona

Llamas del incendio forestal que ha afectado a la zona de la Reserva Natural de los Ancares, en Lugo, este lunes.

Llamas del incendio forestal que ha afectado a la zona de la Reserva Natural de los Ancares, en Lugo, este lunes. / EFE / Brais Lorenzo

■ Última hora en directo de los incendios en Galicia y Portugal

Mucho se está hablando de la intencionalidad o no de los incendios que estos días asolan Galicia y Portugal. tanto el presidente de la Xunta de GaliciaAlberto Núñez Feijóo, como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han asegurado que la mano humana "intencionada" está detrás de ellos.

Núñez Feijóo ha llegado a calificar de "terroristas incendiarios" a los pirómanos, una acusación a la que luego se ha sumado Rajoy. "Es algo que no se produce por casualidad. Esto ha sido provocado", ha declarado el presidente del Gobierno al poco de aterrizar en Galicia este lunes. Pero, ¿cuál es la diferencia entre un fuego provocado o intencionado?

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) aconseja emplear la expresión "incendio intencionado" para aquellos generados con la voluntad expresa de hacer arder una zona, de forma consciente. La expresión "incendio provocado", por su parte, es más amplia y se aconseja que vaya acompañada de la causa ("provocado por una chispa", "provocado por una quema de rastrojos", "provocado por un rayo"...).

Por tanto, se podría decir que todos los incendios son provocados (por una colilla mal apagada, por un cristal arrojado en una zona seca que causa un efecto lupa), pero no todos son intencionados.

¿Pirómano o incendiario?

A la hora de definir a las personas responsables del inicio de un fuego también hay que hacer distinciones. Así, se habla de incendiario - que es aquel que "incendia con premeditación, por afán de lucro o maldad"-, un término que no puede ser sinónimo de pirómano, que es "alguien que sufre una enfermedad por la que disfruta provocando fuegos y viendo las consecuencias del incendio".

Por último, también hay que diferenciar entre un incendio o fuego controlado o estabilizado. El primero, hace alusión a que las llamas han sido aisladas y se ha podido detener el avance del fuego. Por su parte, un incendio estabilizado es aquelque evoluciona dentro de unas líneas de control establecidas.