Ir a contenido

PERFIL DEL YIHADISTA ABATIDO A TIROS

Younes, el joven que cambió el fútbol por el terrorismo

El autor de la matanza de la Rambla, de 22 años, se distanció hace meses de la pista de fútbol sala donde antes casi vivía

Víctor Vargas Llamas / Ripoll

Younes Abouyaaqoub. Fotografías difundidas por el Ministerio del Interior.

Younes Abouyaaqoub. Fotografías difundidas por el Ministerio del Interior.

"Si querías encontrar a Younes [Abouyaaqoub], o a su hermano [El Houssaine, muerto a tiros en Cambrils], solo tenías que pasarte por la pista de fútbol sala. Solo se quitaban la ropa de deporte para ir a currar o para ponerse la túnica, en el Ramadán y en sus celebraciones", describe uno de los vecinos del domicilio familiar, en Ripoll, del yihadista de 22 años que cometió el atentado de la Rambla. Younes y El Houssaine nacieron en la ciudad marroquí de Mrirt, como los hermanos Mohamed y Omar Hychami, que también murieron en Cambrils.

Con redes metálicas en la portería, al estilo de las canastas en el Bronx, los chavales de la pista matizan la versión del vecino. "Ya no venían tanto. Últimamente se separaron del grupillo, tanto ellos como otros magrebís, algunos que no han salido en los medios. Ya solo saludaban, pero no era como antes", dice un joven dominicano. "Ha sido rápido, inesperado. Desde la primavera que no actuaban como siempre, no venían a darle a la bola", aclara un chico de padres catalanes. Para otro de los habituales de los partidillos improvisados el origen de "todo viene de los hermanos mayores, como Younes", que "cambiaron e hicieron cambiar a los más pequeños". "Housa [El Houssaine] fue el último en dejar de ser el de siempre", tercia un chaval con la camiseta del Real Madrid.

La cancha era, es, el centro neurálgico intercomunitario. "Mira, ahora mismo. Ahí están jugando chicos dominicanos, hondureños, magrebís, españoles... Esto es como la ONU, pero en plan deportivo. Aquí todos éramos del equipo, uno más, vinieras de donde vinieras. Y ellos también, claro. Eran parte del grupo hasta que hace pocos meses se fueron retirando. Younes, antes que los más pequeños", dice.  

Otro vecino del barrio habla del autor de la matanza de la Rambla como "un tipo callado, tímido" y que no acostumbraba a ir acompañado por la calle. "Como mucho, con la madre, que la mujer tiene problemas para comunicarse porque apenas habla catalán ni castellano", explica. Eduard coincide con la definición y asegura que era muy habitual ver a Younes ayudando a personas mayores de la escalera a cargar bolsas de la compra, "con una educación exquisita".

Asegura que coincidía con el yihadista abatido a tiros este lunes en "remiendos y trabajos del sector de la construcción", donde daba un rendimiento "excepcional". "Él y todos los chavales magrebís se integraban, almorzábamos juntos, bromeábamos. Solo Mohamed [Aallaa, detenido] era más especial, y por ejemplo no se sentaba en la mesa si había una mujer", detalla. Abajo, en la entrada de la portería de los Abouyaaqoub, una mujer con túnica entorna los ojos y apenas acierta a repetir que no entiende "qué les ha pasado para salirse del camino".