nombramiento del papa

El Papa nombra cardenal al arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella

Es el octavo prelado de la ciudad que alcanza el rango

El ya cardenal, Juan José Omella, leyendo su discurso el el acto de nombramiento de cardenales.

El ya cardenal, Juan José Omella, leyendo su discurso el el acto de nombramiento de cardenales. / ACN / POL SOLÀ

Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

El arzobispo de BarcelonaJoan Josep Omella, ha sido nombrado cardenal por el papa Francisco en la basílica de San Pedro del Vaticano, este miércoles 28 de junio. Es el octavo prelado de la ciudad que alcanza el rango. 

Además del arzobispo de Barcelona, también han sido nombrados cardenales el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez; el arzobispo de Bamako (Mali), Jean Zerbo; el obispo de Estocolmo, Anders Arborelius, y el vicario apostólico de Pakse (Laos), Louis-Marie Ling Mangkhanekhoun.

Los cinco nuevos cardenales se sumarán al Colegio Cardenalicio de la Iglesia Católica, que contará con 121 electores con derecho a votar a un pontífice en un futuro cónclave

Antes de comenzar la ceremonia oficial, Omella ha pronunciado un discurso en nombre de los nuevos cardenales, en el que ha agradecido al Pontífice su designación. "Queremos ser bálsamo y camino de reconciliación", ha dicho.

Durante la ceremonia, el papa Francisco ha impuesto la birreta cardenalicia de color rojo a Omella, en memoria de la sangre de los mártires que dieron la vida para defender su fe, le ha entregado el anillo, símbolo de su nuevo compromiso universal con la Iglesia católica, y le ha asignado el título.

Noticias relacionadas

La basílica estaba repleta de fieles de diversas partes del mundo y de representantes políticos de las diferentes delegaciones de los países de procedencia de los nuevos cardenales. 

Han viajado hasta Roma para presenciar el acto la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat; el 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el delegado del Gobierno de Catalunya, Enric Millo.