Ir a contenido

Clamor empresarial para que el corredor del Mediterráneo tenga calendario

El lobi Ferrmed estalla contra las previsiones incumplidas

El nuevo coordinador de la infraestructura asegura que entre el 2019 y el 2020 se acabarán muchos tramos

ESTHER CELMA / TARRAGONA

Tramo del corredor mediterráneo en Vandellós, con las obras paradas, a principios de este año.

Tramo del corredor mediterráneo en Vandellós, con las obras paradas, a principios de este año. / JOAN REVILLAS

El reivindicado corredor del Mediterráneo, que recorrerá el litoral europeo desde Algeciras hasta Estocolmo, debería estar operativo en el 2030, según los planes de la Unión Europea sobre los nueve ejes ferroviarios estratégicos. Sin embargo, en el caso de España, el corredor ha sufrido tantos retrasos que este miércoles el lobi empresarial Ferrmed, la potente patronal química tarraconense e instituciones y agentes socioecónomicos han emitido la llamada Declaración de Tarragona en una conferencia celebrada en el puerto de esta ciudad.

La confererencia ha reunido a instituciones y agentes socioeconómicos que reivindican el corredor para situarse en el mapa logístico mundial y captar o consolidar nuevas inversiones ahora congeladas. Este encuentro se repetirá el próximo mes de octubre en París.

"Necesitamos un calendario de trabajo claro más que previsiones que se van incumpliendo", asegura el presidente de Ferrmed, Joan Amorós.

El Ministerio de Fomento prometió que el tramo tarraconense estaría operativo en el 2015, recuerda. Dos años después, sigue en obras y los 40 kilómetros del tramo Vandellòs-Tarragona continuan siendo de vía única, lo que significa que puede pasar solo un tren en un solo sentido y el resto, deben esperar a que finalice.

España tiene seis de los doce puertos europeos que conectará el corredor del Mediterráneo. Pese a esta concentración estratégica, ni uno solo de ellos tiene acceso aún al ancho de vía europeo, ha lamentado Amorós.

A pesar de lo atrasados que están los deberes, no todo es negro. Por primera vez se cuenta con la figura de un coordinador designado por Fomento: Juan Barios.

En su ponencia en Tarragona, Barios, ha asegurado que entre el 2019 y el 2020 muchos de los tramos españoles ahora pendientes estarán ya operativos, entre ellos, el reivindicado tramo entre Vila-seca y Castellbisbal.

A Ferrmed y al presidente del puerto de Tarragona, Josep Andreu, les preocupa especialmente el tramo entre Barcelona y Valencia, cuyos dos puertos concentran más de la mitad del tráfico de contenedores -el de mayor valor añadido- de toda España y que siguen aislados.

Tanto tarda en solucionarse que los remedios llegán, además de tarde, mal. Amorós prevé un colapso entre Valencia y la frontera francesa porque "todo tendrá que pasar por el mismo lugar: trenes de alta velocidad, de media distancia, cercanías y trenes de mercancías".

La Declaración de Tarragona pide que la Unión Europea considere la cornurbación Tarragona-Barcelona un nodo estratégico para que sea prioritario, ya que es un cruce entre dos ejes, el del Mediterráneo y el del Ebro, tal como se consideran ya los casos de Madrid, Lyon, Milán Verona, Venecia y Budapest.

También reclama un plan de trabajo concreto que calendarice la conversión a ancho internacional de la linea Tarragona-Lledia Zaragoza; la línea internacional entre Valencia y Barcelona; las conexiones con los aeropuertos de primer nivel y la circulación de mercancías por Tarragona por una nueva línea de interior entre Vila-seca y Martorell.

0 Comentarios
cargando