PROYECTO EDUCATIVO

Un 'superventas' viene a clase

Los alumnos tercero de primaria de la escuela Voramar hacen de periodistas en una rueda de prensa con Ingo Siegner, un autor de libros infantiles alemán que ha vendido millones de ejemplares

Un alumno de la escuela Voramar toma una foto del escritor e ilustrador superventas alemán Ingo Siegner durante la rueda de prensa organizada por los pequeños. 

Un alumno de la escuela Voramar toma una foto del escritor e ilustrador superventas alemán Ingo Siegner durante la rueda de prensa organizada por los pequeños.  / DANNY CAMINAL

3
Se lee en minutos
Antonio Baquero
Antonio Baquero

Periodista

ver +

Un autor de éxito con su nuevo libro en una rueda de prensa. Ante él, periodistas, fotógrafos y cámaras. Hasta ahí todo normal, ¿no? Pues no tanto porque todos ellos -periodistas, fotógrafos y cámaras- eran alumnos de tercero de primaria de la escuela Voramar del barrio barcelonés del Poblenou dipuestos a aprovechar, como auténticos reporteros, la oportunidad de estar dos horas junto a Ingo Siegner, el escritor y dibujante alemán que ha visto como los libros protagonizados por su creación, el pequeño dragón Coco, se han convertido en un fenómeno mundial. Traducido a 23 idiomas, solo en Alemania se han vendido ocho millones de ejemplares de sus obras, con las que se ha producido una serie de dibujos animados que emite el canal Super3.

"¿En qué te inspiras para escibir tus historias?", "¿cuánto tardas en escribir un libro?", "¿cómo vives el éxito que has tenido?", "¿sabías que querías ser escritor?",... Fueron algunas de las preguntas que hicieron los chicos y que llevaron al autor a tener que radiografiar todo su proceso creativo ante los pequeños. Desde reconocer una inspiración que le "podía venir incluso cuando se lavaba los dientes", a explicar que, para cada libro, tarda unos tres meses, de los cuales las primeras tres semanas son para tener claro el argumento y las seis últimas para dibujar y pintar la historia.

Al no hablar ni castellano ni catalán, el autor tuvo que echar mano de una traductora para hacerse entender por los pequeño. No obstante, su simpatía, su enorme capacidad gestual y el hecho de acompañar su explicación dibujando en ese mismo momento en una pizarra a los protagonistas de sus historias generó un ambiente electricante en la biblioteca de la escuela, convertida en sala de prensa. Así, pese a la barrera del idioma, las preguntas de los pequeños se alternaban con explosiones de carcajadas y exclamaciones de asombro de los pequeños cada vez que el autor hacía una mueca o terminaba un dibujo. Incluso reconoció a los chicos que él, gracias al éxito de sus libros, puede vivir solo de escribir. "Muchos escritores tienen que compaginar su actividad con otros trabajos para poder vivir. Yo, por suerte, me puedo dedicar solo a escribir".

DANNY CAMINAL

Siegner, que como nuestro Francisco Ibáñez comenzó a trabajar en un banco, confesó a los pequeños que, de niño, fue un estudiante regular y que fue de mayor, con su labor como monitor infantil, cuando comenzó a explicar cuentos a los niños con los que trabajaba. "Uno de ellos me preguntó que por qué no publicaba mis historias. De hecho, mi primer libro no fue para publicar si no que fue un regalo a una sobrina mía. Lo que pasa es que llegó a alguien de una editorial que decidió publicarlo", recordó.

Noticias relacionadas

La historia de esta aventura educativa comenzó hace dos meses. Los alumnos trabajaban en clase de catalán un libro de Siegner, 'El pequeño dragón Coco en el Polo Norte'. Fue entonces cuando 'Los cuentos de Bastian', una plataforma de recursos educativos que trabaja sobre todo con cuentos, ofreció a la escuela la posibilidad de que la editorial La Galera, que publica sus libros en Catalunya, trajera a la escuela al autor. Obviamente, la escuela aceptó y se puso en marcha un proyecto educativo que culminó con la 'rueda de prensa' de este viernes. Los chicos se interesaron por cómo hacer una rueda de prensa de verdad y cómo hacer las preguntas adecuadas. Para ello, un periodista fue a darles una charla a la clase y visitaron la redacción de EL PERIÓDICO.

DANNY CAMINAL

Pero hubo mucho más. "Ha sido una experiencia educativa muy enriquecedora para ellos. Han hecho un esfuerzo importante de lectura, han reflexionado para hacer preguntas interesantes, han preparado a conciencia cada uno su papel como periodista, fotógrafo o cámara", explica Núria Canet, tutora de una de las dos clases que han participado en el proyecto. Para Josep Flores, tutor de la otra aula, la iniciativa, aunque germina en la asignatura de catalán, "ha permitido trabajar otros contenidos académicos como medio, ciencia, ya que hemos trabajado los vertebrados, el polo norte, etc". Para este profesor, lo mejor de la actividad ha sido "como se ha despertado la motivación y la ilusión de unos chicos que veían que todo lo que estaban haciendo tenía un objetivo, la visita del escritor, y que nos ha permtido trabajar valores tan importantes como la colaboración y cooperación para un proyeco común". 

Temas

Libros