Ir a contenido

Encarcelada por denuncia falsa la mujer que acusó a su 'ex' de echarle pegamento en la vagina

Una cámara de videovigilancia grabó a la detenida cuando compraba los artículos para simular la agresión

La acusada, a la salida de los juzgados de Ponferrada.

La acusada, a la salida de los juzgados de Ponferrada. / ANA F BARREDO / EFE

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ponferrada (León) ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para la mujer que acusó a su expareja de haberla secuestrado y maltratado echándole pegamento en la vagina, después de que haya reconocido que todo era mentira.

V.G.G., de 34 años, está acusada de los delitos de denuncia falsa, simulación de delito y abandono de familia, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

El supuesto cómplice de la mujer, F.V.A., de 26 años, ha quedado en libertad con obligación de comparecer en el juzgado el día uno de cada mes y será investigado por simulación de delito.

La mujer denunció que la pasada semana había sido secuestrada por su expareja y que le había echado pegamento y líquido abrasivo en la vagina.

ORDEN DE ALEJAMIENTO

Inicialmente, el titular del juzgado de instrucción número 5 de Ponferrada, Ignacio Candal, envió a prisión a su expareja, I.R.G. de 35 años, sobre el que pesa una orden de alejamiento de su expareja, si bien el miércoles lo dejó en libertad ante los indicios de que se trataba de una simulación de delito.

El juzgado tiene pruebas de que los elementos utilizados para simular el secuestro fueron comprados por la mujer, por lo que está imputada por los delitos de denuncia falsa y simulación de delito.

La mujer, según el TSJCyL, ha reconocido los hechos en su declaración ante el juez, que ha decretado el secreto de las actuaciones y continuará realizando diligencias de investigación en los próximos días.

Una cámara de vigilancia grabó a la mujer cuando compró utensilios que los investigadores sospechan que posteriormente utilizó para provocar las lesiones que alegó en su denuncia, como una media, cuchillas, pegamento y cinta adhesiva.