Ir a contenido

EL JUICIO DE LA TRAGEDIA DE HALLOWEEN

La sentencia del caso Madrid Arena se conocerá el martes

El fallo llega cuatro años después de la tragedia que costó la vida a cinco jóvenes

Los procesados por la tragedia del Madrid Arena, con el empresario Miguel Ángel Flores a la cabeza, en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid.

Los procesados por la tragedia del Madrid Arena, con el empresario Miguel Ángel Flores a la cabeza, en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid. / J . J. GUILLÉN / EFE

La sentencia del caso Madrid Arena se conocerá el próximo martes, casi cuatro años después de que se produjera la fiesta de Halloween en la que murieron cinco jóvenes, organizada por el empresario y principal imputado Miguel Ángel Flores, han informado fuentes jurídicas.

De este modo, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid notificará a todas las partes del procedimiento la sentencia correspondiente al denominado 'caso Madrid Arena', a partir del mediodía. Las mismas fuentes han señalado que la sala ha citado a los acusados para que se les entregue a ellos en mano el fallo.

En el juicio, Flores manifestó su pesar por lo sucedido y culpó al Ayuntamiento dirigido entonces por Ana Botella del hecho de alquilarle un edificio en malas condiciones. Sin embargo, la prueba practicada en la vista oral demostró que la principal causa de la tragedia fue el sobreaforo que hubo, agravado por el cierre de vomitorios y de varias puertas de emergencias para que entraran jóvenes sin control directos a la pista.

Según la fiscal y las acusaciones, la pista debía estar esa noche a reventar a la hora del número de la barca del afamado dj Steve Aoki, un extremo que venía en una de las cláusulas del contrato. El espectáculo finalmente se hizo y fue cuando se produjeron diversas avalanchas, entre ellas una mortal.

EL JUICIO

Al igual que el empresario, ninguno de los acusados ha asumido su supuesta parte de responsabilidad. Flores apuntó a Madrid Espacios y Congresos (Madridec) -la gestora del edificio- como la máxima responsable del evento, mientras que estos a su vez señalaron como culpables a los controladores de Kontrol 34 por abandonar sus puestos de trabajo y empujar a los asistentes, provocando caídas en el público que dieron lugar a las diferentes avalanchas.

Seguriber, la empresa responsable de la seguridad en el interior, culpó a Madridec de abrir un portón de mercancías por donde se colaron miles de jóvenes, masificando la pista en la hora en la que se produjo la avalancha.

Los responsables de la enfermería, el doctor Simón Viñals y su hijo Carlos, culparon a Flores de las limitaciones del botiquín. A los Viñals se les acusa de dar por muertas a dos de las víctimas cuando estaban en parada cardiorrespiratoria, una afirmación del fiscal que su abogado ha tachado de "injustas" ya que existen evidencias que muestran lo contrario.

LAS PENAS

Flores afronta una petición fiscal de cuatro años de cárcel por cinco delitos de homicidio imprudente grave y una petición de seis años de inhabilitación para el ejercicio de la profesión de empresario u organizador de fiestas. Las acusaciones quieren que se sumen cuatro años por cada víctima.

En su informe, la fiscal rebajó sus penas a dos años, seis meses y un día para el 'número dos' de Flores, Santiago Rojo, un empleado de Diviertt, Miguel Ángel Morcillo, y para el jefe del equipo de Seguriber, José Antonio Díaz Romero.

Además, se pidieron tres años de cárcel para el socio y apoderado de Kontrol 34, Carlos Manzanares y Emilio Belliard; el coordinador jefe de Seguriber, Juan José Paris; el coordinador jefe de Seguriber, Raúl Monterde; y el vigilante de seguridad de Seguriber, Roberto Mateos, entre otros. La misma pena se reclamó para Rafael Pastor y Francisco del Amo, encargados de seguridad de Madridec.

Temas: Madrid Arena