Ir a contenido

defraudación en los suministros

Realojo contrarreloj de los 600 turistas que estaban en hoteles de Lloret con la luz pinchada

El ayuntamiento ordena el cierre en 24 horas de los dos establecimientos

Uno de ellos también estaba conectado ilegalmente a la red de gas

Ferran Cosculluela

El alcalde de Lloret, Jaume Dulsat, habla sobre los hoteles clausurados. / ACN

El alcalde de Lloret, Jaume Dulsat, habla sobre los hoteles clausurados.
Imágenes del Hotel Savoy de Lloret de Mar, uno de los establecimientos denunciados por conectar ilegalmente con la red eléctrica. 

/

Hacía varios meses que se veía venir y en algunos sectores empresariales era un secreto a voces, pero el gran castillo de naipes construido por José Luis Velasco ha tardado finalmente una semana en desmoronarse. El Ayuntamiento de Lloret de Mar ha ordenado este jueves el cierre de los dos únicos hoteles de esta cadena que seguían abiertos. Una decisión que ha desencadenado una carrera contrarreloj para recolocar a los más de 600 clientes atrapados por las irregularidades del hotelero en el corto plazo dado por el consistorio: 24 horas.

El ayuntamiento dirigido por Jaume Dulsat (CiU) ha decidido finalmente la clausura de todos los hoteles de la cadena de Velasco después de descubrirse que los cuatro tenían el suministro eléctrico pinchado ilegalmente. Dos de ellos, el Sun Village y el Mediterranean Sand, ya bajaron las persianas cautelarmente a finales de la semana pasada cuando se descubrió el fraude. Ahora el consistorio ha ordenado el cierre de los otros dos (el Savoy y el Marina Sand) con un firme golpe sobre la mesa tras constatar que el segundo, el más grande de ellos, además de la luz también estaba conectado ilegalmente a la red de gas, con el peligro que comporta este tipo de manipulaciones.

A través de un comunicado, el consistorio ha hecho saber que ha acordado el cese inmediato de la actividad del hotel Savoy una vez agotado el plazo de 48 horas que les fue otorgado para resolver las incidencias detectadas. En cuanto al hotel Marina Sand, el consistorio argumenta que ha tomado la misma decisión tras tener conocimiento de "incidencias referentes a suministros de gas no legalizados”. Se calcula que entre ambos hoteles suman unos 600 clientes (la mayoría de ellos en el Marina Sand) y el consistorio ha advertido de que si no han cerrado en 24 horas enviará a la policía.

Fuentes de Gas Natural han confirmado a la agencia Efe que técnicos de la compañía descubrieron el miércoles que ese establecimiento tenía una conexión fraudulenta a la red, por lo que se cortó el suministro de gas por prevención y seguridad.

DADO DE BAJA DESDE MARZO

Estas fuentes han precisado que este hotel se dio de baja del suministro de gas en la compañía distribuidora el pasado mes de marzo, y que no dispone actualmente ni de contrato ni de contadores, por lo que Gas Natural está a disposición del Ayuntamiento de Lloret y de los propietarios del hotel por si el establecimiento quiere disponer de una conexión de gas legal y con todas las garantías de seguridad.

Una vez enterados y personados los técnicos municipales, se contrastaron estas incidencias y se elaboró un informe que, junto con las otras deficiencias detectadas en los últimos días, han motivado el decreto de cese de la actividad con carácter inmediato. Además de tener el gas y la luz pinchados, los establecimientos de la cadena que dirige el empresario José Luis Velasco Blanco hacía dos años que no pagaban los recibos del agua y los impuestos y tasas municipales. Una deuda que, según ha reconocido el consistorio, se eleva a 450.000 euros.

En el caso de Endesa, su deuda con la compañía eléctrica es de 210.000 euros por recibos impagados y 168.000 euros estafados mientras tenía la luz pinchada.

El decreto de alcaldía, notificado esta mañana, concede, dado el gran número de personas alojadas en los dos hoteles, un plazo máximo de 24 horas para el realojamiento de los clientes. La decisión tomada por el gobierno municipal ha sido comunicada a los Servicios Territoriales de Empresa y Conocimiento de la Generalitat en Girona, los cuales han mostrado su total apoyo a las medidas adoptadas, según el consistorio.

CAMPAÑA MUNICIPAL DE INSPECCIONES

El alcalde de Lloret de Mar, Jaume Dulsat, ha explicado que "sin garantías de seguridad, tanto para los trabajadores como para los clientes, no hay calidad turística. Estas malas prácticas son inadmisibles siempre -ha añadido- y en todo caso aún más en el marco del plan operativo de reconversión turística en el que estamos inmersos".

El alcalde ha remarcado que el ayuntamiento “exigirá a los responsables de los establecimientos afectados que velen por ocasionar los menores daños posibles a sus clientes y empleados".

Además ha añadido que "no presuponemos que esta situación que ha afectado a cuatro hoteles del mismo grupo empresarial se pueda extrapolar al resto de establecimientos de la población, aún así el gobierno municipal ha decidido emprender una campaña de inspecciones en alojamientos hoteleros para restablecer la confianza dañada a raíz de estos hechos".

En este sentido, los responsables municipales recuerdan que en años anteriores se han realizado campañas de inspecciones en diferentes actividades turísticas de Lloret y que el resultado, en cuanto al cumplimiento de las normativas, ha sido altamente satisfactorio.

El Ayuntamiento de Lloret de Mar, dada la reiterada constatación de incumplimientos y "mala praxis" de este grupo empresarial, ha decidido emprender las acciones legales procedentes, "ya sea por la vía civil y/o penal, para garantizar que no se produce ningún tipo de impunidad a la hora de dañar la marca turística de Lloret de Mar".