Ir a contenido

Guadalajara inicia el recuento del material tóxico de la nave de disolventes incendiada

Los bomberos logran acceder al interior de la instalación y garantizan que los residuos no han llegado al río Henares

Ecologistas en Acción asegura que la planta almacenaba más de 20.000 toneladas de sustancias tóxicas y peligrosas

EL PERIÓDICO / BARCELONA

 Aspecto de la gran columna de humo provocada por el incendio sobre el municipio de Chiloeches, en Guadalajara, el viernes.

 Aspecto de la gran columna de humo provocada por el incendio sobre el municipio de Chiloeches, en Guadalajara, el viernes. / EFE / PEPE ZAMORA

El incendio declarado el viernes en una nave de disolventes del polígono industrial de Chiloeches, en Guadalajara, se encuentra ya controlado, lo que ha permitido este sábado a los bomberos acceder al interior de la planta, que ha quedado totalmente destrozada. Las autoridades mantienen el nivel 2 de alerta de emergencia, mientras una dotación de la Unidad Militar de Emergencia (UME) desplazada a la zona continúa con las labores de extinción.

El delegado de la Junta de Comunidades en Guadalajara, Alberto Rojo, ha explicado que ahora los trabajos se centran en el interior de la planta, a la que el viernes no se pudo acceder por las altas temperaturas, así como en la recogida de los residuos vertidos a un barranco cercano acumulados en tres balsas construidas al efecto. "Los diques han funcionado bien, están siendo efectivos y se va a continuar retirando el residuo líquido vertido a consecuencia del incendio", ha explicado.

Además, como medida preventiva se mantienen las barreras instaladas en el río Henares a la altura de los Santos de la Humosa por bomberos de la Comunidad de Madrid y, en el puente de Albolleque, a cargo de la UME", ha precisado.

Durante las tareas de extinción han sido atendidos en el lugar del incendio siete bomberos por inhalación de humo.

También epresidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha visitado este sábado el puesto de mando avanzado del incendio, en el que han estado trabajando 111 efectivos antiincendios. El director de las tareas de extinción, César Izquierdo, confía en que este domingo los trabajos queden completados, aunque no se descarta seguir unos días más en la zona como medida de precaución.

Izquierdo ha señalado, en relación a los disolventes acumulados en la nave, que había perdido su licencia de actividad en junio pasado, que "a día de hoy es osado hablar de cantidades, porque la nave almacenaba mucho producto y no hay información suficiente".

MÁS DE 20.000 TONELADAS

Ecologistas en Acción se ha señalado en un comunicado que la empresa almacenaba "20.000 toneladas de residuos tóxicos y peligrosos" que, al arder, "son una fuente descomunal de sustancias perniciosas para la salud".

El delegado de la Junta en Guadalajara ha transmitido, en cambio, un mensaje de tranquilidad a la población de los municipios adyacentes al asegurar que todas las mediciones de la calidad del aire realizadas en la zona arrojan "valores normales, que no suponen ningún riesgo para la salud de la población". El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ha informado en este sentido de que no ha habido que atender a ninguna persona por esta causa en los municipios sobre los que ha sobrevolado la nube de humo del incendio.