ÉXODO VACACIONAL

Dos accidentes y acciones de protesta en Tarragona han complicado la operación salida

La AP-7 ha registrado retenciones de hasta 15 kilómetros a la altura de Torredembarra y de 8 en Sant Celoni

Protesta de los vecinos de l’Ametlla de Mar en diciembre del 2015.

Protesta de los vecinos de l’Ametlla de Mar en diciembre del 2015. / ARCHIVO / JOAN REVILLAS

3
Se lee en minutos

Colas de vehículos de más de 10  kilómetros en las salidas de la ciudad de Barcelona (especialmente en el Nudo de la Trinitat), de hasta 15 kilómetros en la autopista AP-7 enTarragona y de ocho en Barcelona, en los dos sentidos a la altura de Sant Celoni, han marcado la gran operación salida de vacaciones de agosto desde primeras horas de esta tarde. Dos acciones de protesta por la siniestralidad de la N-340 a su paso por Tarragona y dos accidentes, uno en Fogars de la Selva y otro en Torrembarra, han complicado de buena parte de los 530.000 vehículos que, según el Servei Català de Trànsit, tenían que salir de Barcelona en este inicio de las vacaciones.

Según la página web del Servei Català de Trànsit, las retenciones y la congestión de tráfico han empezado poco después de las 13.00 horas, con colas de más de10 kilómetros en el Nudo de la Trinitat, en dirección al Vallès, y también en la autopista AP-7, a la altura de Barberà del Vallès, hacia Girona. Hacia las 18.30 horas, las retenciones en la AP-7 eran de 8 kilómetros dirección norte en Sant Celoni y de 15, aproximadamente, en dirección sur a la altura de Altafulla debido, en parte, a la marcha lenta de protesta que han protagonizado los camioneros de la Federación Empresarial de Autotransporte de Tarragona (FEAT). Media hora más tarde la retención se redujo a la mitad en Tarragona, mientras que más arriba de Sant Celoni, pero en dirección sur, se mantenían retenciones de más de seis kilómetros por un accidente a la altura de Fogars de la Selva. 

DOS ACCIDENTES

A las 19,30, según Trànsit, las retenciones en dirección norte en Sant Celoni han desaparecido y, en dirección sur se han mantenido 6,5 kilómetros por el acciddente de Fogars de la Selva. En Tarragona, con la finalización de las acciones de protesta, ha mejorado la circulación en la N-340 y en la AP-7, aunque un accidente a la altura de Torredembarra también ha mantenido seis kilómetros de retenciones.

La protesta en la N-340, convocada los alcaldes del llamado Pacto de Berà y de las Terres de l'Ebre, ha sido seguida por unas 200 personas, que han cortado el tráfico de la carretera durante poco menos de media hora en los dos sentidos, a la altura del arco romano de Berà. Tras una pancarta en la que han solicitado soluciones, los alcaldes también se han cogido a una larga cadena como símbolo de las ataduras que les supone la vieja infraestructura que atraviesa la provincia.

MARCHA LENTA DE CAMIONES

Además de este corte de la circulación en una vía clave para la movilidad en Tarragona, también se ha colapsado la autopista AP-7 a la misma hora que a la misma hora han protagonizado una larga hilera de camiones. Tanto los alcaldes como los transportistas solicitan, como primera medida para buscar soluciones, que la autopista sea gratuita en los tramos donde la N-340 no esté desdoblada en autovía.

Noticias relacionadas

La punta de las rtenciones se han producido a partir de las seis de la tarde y se han resuelto prácticamente dos horas más tarde, excepto en zonas puntuales. Este es el caso de Tarragona, en la que el accidente en Torredembarra ha alargado los problemas hasta pasadas las ocho de la tarde. Hacia las nueve ya de la noche seguían habiendo retenciones de dos kilómetros o más en puntos como Montmeló, en dirección a Barcelona, y en las salidas de la capital tanto por el norte como por el sur.

Otros puntos en los que también retenciones y circulación lenta a lo largo de la tarde han sido la C-58 en dirección a Manresa a la altura de Sant Quirze del Vallès y Sabadell; y en Platja d'Aro, donde las retenciones no han sido kilométricas, pero se han alargado durante toda la tarde.