PEDERASTÍA EN LA ESCUELA

Encarcelado por pornografía infantil el monitor pederasta de los Maristas

Los Mossos encuentran en el ordenador del detenido fotos y vídeos sexuales de menores de edad

El preso y 12 docentes de tres colegios de los Maristas están denunciados por abusos por 43 exalumnos

Entrada del colegio Maristas Sants-Les Corts.

Entrada del colegio Maristas Sants-Les Corts. / JULIO CARBÓ

3
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / T. PÉREZ / BARCELONA

El monitor de comedor del colegio de los Maristas de Sants-Les Corts de Barcelonamonitor de comedor Maristas de Sants-Les Corts de Barcelona acusado de haber abusado sexualmente de seis alumnas de 11 años ha sido detenido de nuevo por los Mossos y ha ingresado en prisión por orden judicial. El motivo de su encarcelamiento es que la policía ha hallado en su ordenador abundante material de pornografía infantil, según fuentes judiciales. Los investigadores sospechan que el detenido distribuía esas fotos y videos a través de internet.

Un juzgado de Barcelona está investigando desde finales del año pasado a este monitor de comedor, de unos 30 años de edad, que trabajaba en la sede que el colegio que los Maristas tienen en la calle Antoni Capmany de Barcelona, dedicado a la enseñanza infantil y primaria. Los Mossos lo detuvieron en diciembre del 2015 acusado de haber abusado sexualmente de seis niñas. Tras tomarle declaración, la jueza decretó su libertad provisional. Eso sí, acordó medidas cautelares, como la obligación de comparecer en el juzgado, así como la prohibición de comunicación con las víctimas. Tampoco podía acercarse al centro escolar.

El director del colegio, Raimon Novell, explicó en febrero pasadado, tras conocerse estos hechos, que el centro había apartado al monitor el mismo día en que se enteró, a raíz de la queja de unos padres, de los supuestos abusos sexuales a menores. El hombre había cursado estudios de monitor de tiempo libre en la Escuela de Esplai de Barcelona y había llegado al colegio de Sants-les Corts por medio de la Fundación Pere Tarrés. Solo llevaba 17 días en la escuela haciendo prácticas cuando fue descubierto. La fundación expulsó de inmediato al monitor.

Según explicó entonces Novell, fue la dirección del centro quien denunció al monitor a los Mossos. Después, según agregó el director de la escuela, se sumó la familia de una de las afectadas. Al cabo de unos meses, las víctimas ratificaron ante un equipo de especialistas que el investigado había abusado de ellas.

ANÁLISIS DEL EQUIPO INFORMÁTICO

Mientras el proceso judicial por los supuestos abusos sexuales a las niñas continuaba su curso, el juzgado abrió otra línea de investigación contra el monitor. Los agentes habían confiscado en su vivienda su ordenador y empezaron a analizarlo. Fue entonces cuando los policías descubrieron que el acusado tenía almacenado en su equipo informático numeroso material de pornografía infantil, tanto fotografías como videos de sexo explícito. Los agentes consideran que, además, lo distribuía a través de internet.

Ante este descubrimiento, el juzgado encargado de investigar los abusos sexuales a las niñas del colegio (pesquisas que ya están prácticamente finalizadas) abrió una pieza separada y la semana pasada ordenó el ingreso en prisión del monitor. No solo por la reiteración de una actividad delictiva, sino también por las altas penas de privación de libertad que comporta la distribución de material pornográfico infantil.

LLUVIA DE DENUNCIAS

El caso de este monitor de comedor salió a la luz el pasado mes de febrero (dos meses después de su detención), tras la publicación en EL PERIÓDICO de que el exprofesor de gimnasia del mismo colegio de los Maristas de Sants-Les Corts Joaquim Benítez Joaquim Benítezhabía abusado sexualmente de un buen número de alumnos. Este exdocente lo confesó primero en una entrevista con este diario y, después, lo confirmó ante el juez que le tomó declaración y que acordó su libertad con cargos.

Noticias relacionadas

Desde entonces la lluvia de denuncias de exalumnos de los colegios Maristas de Sants-Les Corts y de la Inmaculada, en el Eixample, contra antiguos profesores de ambos centros no cesó. En total se han presentado 43 denuncias contra 12 docentes, incluyendo las seis del 2011 contra el hermano Lucio Zudaire y las del citado monitor. La mayoría de estos casos han sido archivados por prescripción del delito a causa del paso del tiempo. Continúan abiertos el del exprofesor de gimnasia Benítez y el del monitor de comedor.

Este diario ha publicado tres confesiones de pederastas denunciados por exalumnos. La primera y la segunda fueron las de Joaquim Benítez y la de A. E., un exdocente del colegio de la Inmaculada. La tercera es la de A.F. , un exprofesor de Sants que negó los abusos a reporteros de este diario, pero luego los confesó a una de sus víctimas, que fue a su encuentro con una cámara oculta. Los delitos de los pederastas confesos A. E. y A. F. han sido declarados prescritos por la justicia.