OCIO NOCTURNO

Tragos de incertidumbre

La mayoría de discotecas de la Zona Hermética de Sabadell abrieron este fin de semana sin previsión de cierre

Los usuarios acudieron a su cita habitual el mismo día en que se iniciaba la temporada de carpas

Ambiente en el bar-discoteca Drinkking, en la Zona Hermética de Sabadell.

Ambiente en el bar-discoteca Drinkking, en la Zona Hermética de Sabadell. / ROBERT RAMOS

2
Se lee en minutos
ALBERT SEGURA / SABADELL

La final de la Champions League hizo que este sábado la actividad en la Zona Hermética tardase un pelín más de lo que es habitual en arrancar y el intenso trasiego de coches no llegó hasta cerca de la una de la madrugada. Pese a coincidir con el inicio de la temporada veraniega de las carpas de algunas de las empresas arraigadas en Sabadell, la mayoría de las discotecas de esta macroárea de ocio han abierto con normalidad. Con la incertidumbre, también, de saber qué ocurrirá a partir del mes que viene, la sensación entre la clientela era de normalidad y esperanza en que todo siga como hasta ahora.

Establecimientos como Park Paladium, Lemon, La Sal o L’Estolador presentaban normalidad en su apertura, lo mismo que sucedía en DrinkKing, que inauguraba este sábado sus carpas en Sant Cugat del Vallès. La discoteca Bora Bora, por su parte, no abrió puertas, mientras sí que lo hacían sus carpas, instaladas este año en Granollers.

“La previsión es que el jueves que viene volveremos a abrir, y a ver qué sucede”, comentaba un responsable de la discoteca Park Paladium al arrancar la noche. Ciertamente, cuesta imaginar que espacios perfectamente habilitados y con alto detalle en sus decoraciones echen el cierre a partir de esta misma semana, una sensación que también corresponde con la de muchos de los usuarios, algunos asiduos clientes de las discotecas sabadellenses.

Uno de los establecimientos de la Zona Hermética que observa el problema desde la barrera es Waka. Conocido aun hoy como Area, el nombre que la hizo popularmente conocida en toda Catalunya, este local se encuentra al margen de toda confrontación posible con el Ayuntamiento de Sabadell al situarse en unos terrenos pertencientes al vecino municipio de Sant Quirze del Vallès.

EN EL LÍMITE MUNICIPAL

“Es injusta la actuación del Ayuntamiento de Sabadell, dado que todas las discotecas del lado sabadellense juntas cuentan con una superficie total de unos 3.300 metros cuadrados, mientras que la discoteca del lado de Sant Quirze, ella sola, dispone de más de 6.000”, comenta el presidente de la Asociación de Empresarios del Ocio Nocturno de la Zona Hermética de Sabadell, Joan Cosp. La discoteca, además, se publicita con el nombre de Waka Sabadell pese a encontrarse en la localidad colindante, separada únicamente del resto de la Zona Hermética por la calle de Narcís Monturiol.

Precisamente, esta calle presentaba este sábado un elevado nivel de actividad. Parte de los coches estacionados en las inmediaciones de la discoteca se convertían en improvisadas barras de bar donde decenas de jóvenes celebraban botellones, la versión más económica de echar un trago antes de acceder a las salas de fiestas.

Noticias relacionadas

Esta actividad es una de las principales quejas que el colectivo de empresarios ha presentado ante el consistorio sabadellense, al tratarse, consideran, de uno de los problemas que más molestias generaban entre los vecinos del barrio sabadellense de Gràcia. Aun así, en este caso las posibles molestias quedan reducidas a la mínima expresión dado que se practican en zonas alejadas de cualquier vivienda.

Con esta macrodiscoteca operativa y ante un eventual cierre del resto de locales, podría convertirse en epicentro del ocio nocturno en la zona, capitalizando la oferta hasta la fecha repartida entre varias propuestas. La respuesta llegará a partir del jueves y el próximo fin de semana, cuando se verá cuántas discotecas han decidido desoír al Ayuntamiento de Sabadell con la voluntad de defender sus intereses.