Un festival para jóvenes en Salou basa su oferta en orgías y alcohol

El ayuntamiento rechaza este tipo de promoción y enviará un requerimiento a la empresa para que deje de usar el nombre de la localidad

 Página web Karibean Spring Break de Salou.

 Página web Karibean Spring Break de Salou.

Se lee en minutos

Otro festival estudiantil, el Karibean Spring Break, promete sexo y alcohol en Salou para promocionar su oferta. La web que oferta el viaje, previsto del 4 al 8 de mayo, incluso promete a los jóvenes que pueden llevar a cabo su "primera orgía en España", aunque esta referencia sexual fue suprimida de la página horas después de que la polémica saltara a la luz.

El festival se promociona entre estudiantes franceses como "un espacio para compartir con amigos, alcohol, sexo, diversión" y "poner a prueba el atractivo sexual" para los que "dudan de sí mismos y su capacidad de ligar".

CRÍTICAS DEL AYUNTAMIENTO

El Ayuntamiento de Salou, a través del Patronat de Turisme, ha rechazado "enérgicamente" este nuevo paquete turístico y ha anunciado que hará un requerimiento a la empresa para que deje de usar inmediatamente el nombre del municipio. El director gerente del patronato, Juan Carlos Capilla, ha asegurado que están en contra de esta oferta porque "ataca frontalmente" la estrategia de promoción de la localidad como destinación familiar y deportiva.

"El municipio quiere alejarse de la mala imagen que supone la comercialización de este tipo de ofertas puntuales que chocan con el modelo turístico de Salou, que es una localidad por la que pasan más de dos millones de visitantes" cada año, ha insistido  Capilla, que ha pedido a una parte del empresariado de la hostelería que deje de comercializar este tipo de ofertas.

FRENTE COTRA EL SALOUFEST

"¡El sexo y el alcohol siempre prevalecen en una atmósfera de locura pura!", argumenta la web. El festival, que se celebra en el hotel 4R Playa Park llega en plena polémica por el Saloufest, que este año ha alcanzado su decimosexta edición con un frente institucional en contra formado por el ayuntamiento de la localidad, la Generalitat, y las patronales de la hostelería y la restauración.

El primer contingente de 2.500 estudiantes del Saloufest se marchó de esta localidad de la costa de Tarragona con 46 multas, de entre 100 y 300 euros, por beber u orinar en la calle, según informaron fuentes municipales.

CONTROL POLICIAL

Noticias relacionadas

El ultimatum institucional contra la polémica fiesta de la Costa Daurada de este año no ha sido un farol. Durante los días que han estado los universitarios ingleses se instlaó un férreo control policial en la calle, que se intensificó en la zona de mayor concentración de bares. También se inspeccionaron los hoteles en los que se alojaban los jóvenes. Los ayuntamientos de Salou y de Reus (Baix Camp) vetaron el acceso a las instalaciones deportivas municipales a los participantes en ese festival, que precisamente se promociona como fiesta y deporte.

Cada uno de los 7.500 participantes pagó 180 libras (unos 240 euros) por una semana de estancia, mientras que por otras 20 libras extra (unos 25 euros) podían ir un día de excursión a Barcelona. Lo que individualmente son precios muy baratos, en conjunto suponen cinco millones de euros de gasto total, según los cálculos del gremio de ocio nocturno y restauración.