Ir a contenido

CONFLICTO LABORAL

Colau defiende en una carta su postura frente a la huelga del metro de Barcelona

En una misiva publicada en Facebook, la alcaldesa afirma que tiene la responsabilidad de velar por los intereses de todos los ciudadanos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha publicado en Facebook una carta en la que defiende la posición del Ayuntamiento de Barcelona en las negociaciones con los trabajadores del metro de Barcelona. Unas negociaciones que no han podido evitar la jornada de huelga de este miércoles. En la misiva, Colau recuerda su trayectoria como activista, asegura respetar el derecho de huelga y comprender a los trabajadores, pero subraya que como alcaldesa tiene unas responsabilidades que le obligan a velar por el interés general de Barcelona.

Reproducimos a continuación la carta de la dirigente de En Comú Podem. 

"Estos días, a raíz de la huelga de metro en Barcelona, he leído cosas como 'Colau se sienta del otro lado', como si la 'Ada alcaldesa' fuera completamente distinta de la 'Ada activista'.

Sinceramente, yo no lo vivo así. Vengo de donde vengo, y soy la misma persona. Es evidente que como alcaldesa tengo unas responsabilidades diferentes a las que tenía antes, pero me mueve exactamente la misma voluntad que me ha movido siempre: hacer lo posible para trabajar por el bien común y... mejorar la vida de la gente, sobre todo de la que más lo necesita.

He defendido y sigo defendiendo el derecho a huelga como un derecho fundamental y una conquista de los trabajadores. Ahora bien, entiendo que la huelga es una medida extrema a la que se recurre ante pérdidas de derechos y cuando la otra parte no ofrece diálogo, cuando no hay otra vía. No era este el caso. En el marco de una negociación ordinaria de convenio, la empresa pública que es TMB ha ofrecido desde hace meses mejoras en todos los aspectos planteados por los representantes sindicales: mejora salarial, reducción de la temporalidad y mejoras en transparencia de la empresa.

Estamos de acuerdo con los trabajadores en que hay que superar la congelación salarial, y que hay que revisar y racionalizar la estructura directiva de TMB. Sin embargo el comité de empresa se ha mantenido en posiciones de máximos en la cuestión retributiva, con unas peticiones que no son posibles dentro de la capacidad presupuestaria limitada de TMB. O dicho de otro modo: para satisfacer esas demandas, habría que subir tarifas, o empeorar el servicio, o subir impuestos a la ciudadanía, cosa que no nos planteamos. De hecho, recientemente el ayuntamiento tuvo que poner dinero de más para poder simplemente congelar tarifas en 2016, cuando creemos que habría que reducirlas.

A pesar de todo esto, ha habido quienes nos han calificado de "patronal" (a mí, que no soy propietaria de nada y he vivido casi toda mi vida en situación bastante precaria). Finalmente los sindicatos decidieron levantarse de la mesa de mediación y mantener la convocatoria de una huelga, del todo legítima, pero que nos parece desproporcionada en estas circunstancias.

Honestamente: no ha sido una semana fácil. Pero tengo la convicción de que hemos hecho todo lo posible, y de que he estado donde tenía que estar para proteger dos derechos que no pueden ni deben colisionar: el de los trabajadores a mejorar sus condiciones de trabajo, y el de los ciudadanos a trasladarse por la ciudad en un transporte público de calidad a un precio asequible.

A la gente decepcionada porque "yo antes estaba del otro lado" o feliz de confirmar que "el poder cambia a las personas, ya lo decía yo", me gustaría explicarles que el día que decidí dar el paso y presentarme como candidata a la alcaldía lo hice sin ninguna ingenuidad: era muy consciente de que iba a tener que enfrentarme a todo tipo de límites y contradicciones. Pero tanto yo como el equipo de concejales que me acompañan en el gobierno, lo hacemos cada día con honestidad, con humildad, y con la tranquilidad que da ocupar un lugar de responsabilidad sin deberse ni a partidos, ni a bancos, ni a nadie más que a la ciudadanía y a la vocación de servicio público".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.