21 feb 2020

Ir a contenido

¿Una ilusión? Regresar al futuro

El 21 de octubre L'Illa acoge una maratón de cine con fines benéficos en la que se podrán ver las tres partes de 'Regreso al futuro'

Para la ocasión se exhibirá un DeLorean, el coche de los protagonistas de la película.

Mònica Tudela

COCHE PROTAGONISTA. El DeLorean que se verá en L’Illa. A la izquierda, los padres de Jan. A la derecha, Andrés Torres, de L’Illa, y Lourdes Valls, de Make-A-Wish Spain.

COCHE PROTAGONISTA. El DeLorean que se verá en L’Illa. A la izquierda, los padres de Jan. A la derecha, Andrés Torres, de L’Illa, y Lourdes Valls, de Make-A-Wish Spain. / MÒNICA TUDELA

El 21 de octubre del 2015 se celebra una efeméride de película. Y los fans de Regreso al futuro lo saben mejor que nadie. Esa fecha, que ya queda cerca, es el día preciso en el que el joven Marty McFly y el excéntrico científico Emmett L. Brown, más conocido como Doc, regresan al futuro en su flamante coche DeLorean en la segunda parte del filme de Robert Zemeckis, del año 1989.

Cines de diversos países se preparan para reestrenar la película coincidiendo con ese día y fans de todo el mundo hace semanas que celebran en internet que, por fin, se acerca la fecha. Y aquí, en casa, mucho más cerca, también algo se mueve para hacer que el 21 de octubre sea especial, con coche DeLorean incluido.

El auditorio Axa de L'Illa Diagonal acogerá el miércoles de la semana próxima, a las cinco y media de la tarde, una maratón de cine benéfico en el que se proyectarán seguidas las tres películas de la saga Regreso al futuro. Las entradas cuestan 10 euros y se venden exclusivamente a través de la web de Atrapalo.com. La recaudación irá a parar a Make-A-Wish Spain, una fundación sin ánimo de lucro que trabaja para que niños gravemente enfermos puedan hacer realidad sus ilusiones y así reunir más fuerzas para luchar contra su enfermedad, siempre con el respaldo de la familia y los médicos. Hasta aquí puede parecer que se trata de un acto benéfico más, pero la historia de la gestación de esta maratón de cine solidaria es mucho más interesante y conmovedora. En primer lugar, porque la idea surgió de la amistad y la relación profesional existente entre Andrés Torres, adjunto gerente de L'Illa, y Rubén Aparicio, uno de sus proveedores y padre de Jan, un niño de nueve años que falleció el año pasado a causa de un meduloblastoma, un tipo de tumor cerebral. Jan era muy fan de la película Regreso al futuro y, durante su estancia en Estados Unidos para el tratamiento de su enfermedad, su padre decidió comprarle un coche DeLorean como el de la película.

El coche de Jan

«Este es el coche de mi hijo. Lo compramos cuando estaba en el hospital, en Nueva York. En ese momento él estaba muy animado viendo las tres películas y tuvimos la idea de que quizá encontraríamos uno, y así fue. Lo compramos y lo hacíamos servir a diario mientras estábamos allí. Cuando regresamos a Barcelona, nos lo trajimos», explica Rubén Aparicio, padre de Jan y propietario del vehículo. Ese coche, del que solo hay dos en Catalunya y cuya foto acompaña estas líneas, estará expuesto en L'Illa desde el día 21 de octubre hasta final de mes.

«Yo fui muy fan de Regreso al futuro en los años 80 y 90 y lo sigo siendo. Son pelis con unos valores muy bonitos. Mi hijo Jan también llegó a ser un gran aficionado a la trilogía. Se sabía todos los detalles del coche y tenía muy presente la fecha del 21 de octubre del 2015. Nuestro coche no tenía la máquina del tiempo instalada pero bueno... se la pondrán dentro de unos días», comenta Aparicio con una sonrisa en referencia a que su coche estará convenientemente tuneado como en la película cuando se exponga en L'Illa. ¿Estará el célebre condensador de flujo, clave para los viajes en el tiempo, también instalado en el DeLorean de Jan? Hay que esperar para verlo.

Pero, ¿cómo se puso en marcha todo? «Vi que Rubén habia colgado en Facebook hace unos días una foto de su DeLorean y que comentaba que se acercaba el 21 de octubre. Yo había leído algo de ese tema por internet y, por chat, comentamos que estaría bien poder exponer el coche ese día en el centro comercial», explica Andrés Torres, de L'Illa. Y a partir de ahí las cosas fueron rápido.

«Nos vimos para hablar, dijimos que estaría bien proyectar las tres películas seguidas, resultó que el auditorio estaba libre esa fecha para el pase y Rubén dijo que estaría bien colaborar con alguna entidad benéfica para la causa», añade Torres. Y así fue. En dos días ya estaba todo en marcha.

La entidad benéfica escogida fue Make-A-Wish Spain, fundación con la que el pequeño Jan había tenido relación ya que fueron ellos los que le echaron un cable para ver cumplida una ilusión que él quería convertir en realidad: poder hablar con el entonces alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y comentarle sus impresiones sobre la ciudad.

Cita con el alcalde

«Jan era especial, muy apasionado en todo lo que hacía. Una de sus pasiones era la ciudad de Barcelona. Se paseaba por la ciudad detectando anomalías y siempre se le ocurrían cosas que mejorar», explica su padre. «Y con la ayuda de Make-A-Wish llegamos hasta el alcalde Xavier Trias, que lo recibió, le dedicó su tiempo y Jan le explicó los puntos en los que creía que la ciudad tenía que mejorar. Algunos ya los tenía previstos y otros, creo que no», añade Aparicio sonriendo.

«Era un niño que soñaba como un niño, porque no veía límites, pero que se tomaba las cosas en serio como una persona mayor», comenta el padre. «Jan no te dejaba indiferente. Era muy maduro, muy seguro, con las ideas muy claras. Era un niño muy feliz y contento que tenía clarísima su ilusión y fue un orgullo ayudarle a hacerla realidad», comenta Lourdes Valls, responsable de comunicación de Make-A-Wish Spain.

También donativos

El recuerdo de Jan, por tanto, estará muy presente en la maratón de cine de Regreso al futuro que se celebrará en L'Illa el próximo 21 de octubre a las 17.30 horas y también en la exposición del DeLorean que podrá verse hasta final de mes. «Este es un coche que despierta sueños, conecta con los niños y había sido de un niño que estuvo gravemente enfermo. Cogiendo la efeméride y el coche hemos acabado organizando un evento benéfico», explica Aparicio.

Todos los que quieran colaborar, el 21 de octubre tienen una cita. «Pienso que el evento será un éxito porque, además de la gran historia humana que hay detrás, el coche DeLorean y la película despiertan mucha atención. Estoy convencido de que vamos a llenar las 600 sillas del auditorio», augura el padre de Jan.

Los que no puedan asistir al acto solidario en L'Illa o prefieran hacer directamente un donativo a Make-A-Wish Spain pueden hacerlo a la siguiente cuenta corriente: ES70 2100 3306 1822 0026 4264

Temas Cine