polémica educativa

Wert admite que Religión puede plantear un conflicto con la ciencia

Se lee en minutos
EL PERIÓDICO
MADRID

Por primera vez desde la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 24 de febrero del nuevo temario de la asignatura de Religión, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, reconoció ayer que las tesis creacionistas que plantea la asignatura (cuyo contenido ha confeccionado la Conferencia Episcopal Española) puede contradecir «las evidencias científicas» que los estudiantes aprenden en otras materias. «No voy a negar que pueda plantearse un posible conflicto entre enseñanzas científicas y las religiosas», afirmó ayer Wert en respuesta a las parlamentarias María Jesús Sequera (Entesa Catalana) y Victoria Chivite (PSOE).

Con todo, una vez hecha la observación, el ministro prosiguió: «No hay ningún problema, porque son órdenes distintos, el científico y el religioso, así que el Gobierno no tiene que conciliar nada porque no hay nada que conciliar», remachó.

Wert defendió «lo esencial que es la enseñanza de la Religión», subrayó que se trata de una opción «voluntaria de los padres de los alumnos» y afirmó que, en este asunto, «el ministerio se ha limitado a ordenar la publicación del currículo en el BOE, como se determina en los Acuerdos con la Santa Sede sobre Educación y Cultura de 1979». Recordó a las dos socialistas que, pese a haber gobernado el PSOE durante 22 años desde entonces, no se modificaron los términos del concordato. Estos acuerdos, dijo, tienen rango de tratado internacional, «con la misma fuerza de obligación que una ley», de forma que el temario lo establece la autoridad religiosa correspondiente, como ocurre con las otras confesiones con las que el Estado tiene acuerdos, como la islámica, la judaica y la evangélica.

Noticias relacionadas

La senadora Sequera replicó al ministro acusándole de confundir docencia con catequesis y tildó de «inaceptable» que la asignatura sea «evaluable y puntúe para becas». La tarraconense reprochó a Wert que suprimiera Educación para la Ciudadanía por «dogmática» cuando Religión incluye «rezos y admiración a lo divino».

Para Chivite, la nueva materia supone otro episodio de sumisión del Gobierno a la Conferencia Episcopal.