28 oct 2020

Ir a contenido

CASOS Y SÍNTOMAS

Los médicos de Barcelona ven "preocupante" el brote de legionela en Catalunya

La enfermedad se ha cobrado ya ocho vidas en Sabadell y Ripollet, y una cuarentena de enfermos

El presidente del Col·legi Oficial de Metges de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, ha considerado este viernes "preocupante" el brote de legionela registrado en Sabadell Ripollet, que ha supuesto ya ocho muertos. En declaraciones a RAC1, Padrós ha destacado que "las autoridades son competentes y resolutivas", y ha subrayado la buena coordinación entre las distintas instancias locales y autonómicas, por lo que ha minimizado la situación de alarma. En cualquier caso, el brote registrado en torno a Sabadell es uno de los más importantes que se recuerdan, aunque el número global de casos en España es muy elevado. La crisis, que ha supuesto el menor mantenimiento de los equipos de aire acondicionado colectivos es una de las causas comunes de los brotes de legionela. 

Ante el papel tímido por parte de la Administración catalana a la hora de informar de la situación, Padrós ha minimizado la situación. "Las actuaciones hechas son las que corresponden", ha zanjado el líder del COMB, después de que este jueves la Conselleria de Salud de la Generalitat informara de que en Sabadell se han detectado 35 afectados, de los que 14 siguen ingresados, 16 han sido dados de alta y seis han muerto, mientras que en Ripollet la cifra de afectados sigue siendo de cinco, tres han fallecido y dos han recibido el alta.

El brote de legionela ha afectado hasta ahora a 40 personas y ha causado cinco muertos en Sabadell, donde otras 14 personas permanecen ingresadas y 16 han sido dadas de alta, mientras que en Ripollet han muerto tres personas y no hay ninguna ingresada en centros hospitalarios después de que dos hayan sido dadas de alta.

LOS AFECTADOS

El departamento de Salud señala que los pacientes ingresados en centros hospitalarios, 13 de ellos en el Parc Taulí de Sabadell y uno en el Hospital General de Catalunya, tienen edades comprendidas entre los 50 y los 92 años y que se trata de personas que reúnen factores de riesgo o con patologías de base previas graves o muy graves.

Las investigaciones sobre el brote siguen adelante, a la espera del resultado de los análisis de las muestras recogidas en las torres de refrigeración de las zonas afectadas para averiguar cuál es la causante de la infección. Se han desinfectado 38 torres de refrigeración de 21 instalaciones de Sabadell, una medida con la que se confía atajar el avance del brote.

La Fiscalía de Sabadell también ha abierto diligencias informativas para averiguar el origen del brote infeccioso y está a la espera de los informes que ha requerido al Departamento de Salud, así como de los resultados de los análisis sobre las muestras extraídas de las torres de refrigeración.

LA ENFERMEDAD

La legionelosis es una enfermedad infecciosa potencialmente fatal causada por la bacteria gram negativa aeróbica, del género Legionella. Un 90% de los casos de legionelosis es causada por 'Legionella pneumophila', un organismo ubicuo acuático que prospera a temperaturas de entre 25°C y 45°C, y un óptimo de 35°C. 

La infección puede manifestarse de dos formas distintas, como una fiebre benigna (denominada de Pontiac) y como la enfermedad del legionario propiamente dicha, que cursa con neumonía atípica y fiebre muy alta. Alrededor de un 5% a un 30% de las personas que sufren la legionelosis fallecen, especialmente si se han retrasado los tratamientos antibióticos.

LOS SÍNTOMAS

Los pacientes con legionelosis tiene normalmente fiebre, escalofríos y tos, que puede ser seca o con moco. Algunos pacientes tienen también dolores musculares, dolor de cabeza, cansancio, pérdida de apetito y, ocasionalmente, diarrea. Las pruebas de laboratorio enseñan que los riñones de estos pacientes no funcionan correctamente. La radiografía de tórax muestran frecuentemente una neumonía. Es difícil distinguir la enfermedad del legionario de otros tipos de neumonía simplemente por los síntomas por lo que se necesitan otras pruebas para establecer su diagnóstico.

El tiempo que transcurre desde la exposición del paciente a la bacteria y el comienzo de la enfermedad del legionario es de 2 a 5 días en los casos más graves. La bacteria se reproduce en grandes cantidades en las aguas calientes y estancadas (32°-40 °C), como las de ciertos sistemas de conducción de agua y tanques de agua caliente, torres de refrigeración y condensadores evaporativos de grandes sistemas de aire acondicionado y en los remolinos de agua de los balnearios. El agua estancada no transmite la bacteria, es necesaria la aspersión para infectar por vía respiratoria.

LAS PERSONAS CON MÁS RIESGO 

Las personas de cualquier edad pueden contaminarse de la enfermedad del legionario, pero la enfermedad afecta más frecuentemente a las personas de edad media o mayores, particularmente a aquellos que fuman o tienen enfermedades crónicas pulmonares. Tienen también un riesgo superior las personas inmunodeprimidas por enfermedades como el cáncer, enfermedades del riñón que requieren diálisis, diabetes o SIDA. Asimismo, tienen un alto riesgo aquellas personas que toman medicinas que suprimen el sistema inmunitario.

Los brotes de legionelosis aparecen cuando las personas han inhalado aerosoles que contienen agua (por ejemplo, los procedentes de las torres de agua para refrigeración de aire acondicionado, fuentes, aspersores de riego, duchas ) contaminados con la bacteria de la legionela. Las personas se pueden exponer a estos aerosoles en casa, lugares de trabajo, hospitales y lugares públicos. La legionelosis no se transmite de persona a persona y no hay pruebas de infección de la enfermedad en los aires acondicionados de los coches o en las unidades de aire acondicionado domésticas.