Barcelona vive su tercer día de disturbios tras el desalojo de Can Vies

Los incidentes, que han acabado con 28 detenidos, han tenido lugar principalmente en la calle de Sants y luego se han extendido por el barrio

En otras ciudades también se han vivido concentraciones y protestas por el comportamiento de los Mossos d'Esquadra

Un grupo de mossos, delante de varios contenedores en llamas en Sants.

Un grupo de mossos, delante de varios contenedores en llamas en Sants. / ÁLVARO MONGE

2
Se lee en minutos

Barcelona ha vivido este miércoles por la noche su tercer día de disturbios enfrentamientos entre grupos de manifestantes y los Mossos d'Esquadra, después del desalojo y el derribo el lunes del edificio Can Vies, en el barrio de Sants. Los Mossos d'Esquadra han detenido a 28 personas.

Los incidentes de este miércoles han tenido como epicentro la calle de Sants, donde han comenzado pasadas las 21 horas cuando los policías antidisturbios han ordenado disolver la manifestación en el momento en que más de un millar de personas marchaban hacia la plaza Espanya.

Cuando la Policía catalana ha advertido con mégafonos de que la marcha no tenía autorización para continuar más allá de la calle 25 de Maig, un grupo de encapuchados se ha adelantado a la pancarta de cabecera --uno de los lemas era 'El despertar del barrio, la tumba del Régimen'-- y ha comenzado a arrojar botellas y contenedores ardiendo en dirección a los antidisturbios.

Ha sido el detonantes de las cargas policiales que han comenzado en la calle de Sants. Luego las persecuciones se han extendido por las callejuelas del barrio, con abundante presencia policial por la zona. Los encapuchados no han dejado de insultar a los Mossos y de pedir a gritos que se fueran del barrio. Los agentes han utilizado puntualmente proyectiles viscoelásticos, mientras que los manifestantes han levantado barricadas quemando contenedores, para dificultar así el paso de las furgonetas de las unidades de las Brigada Mòbil (Brimo). 

Los Mossos han detenido al menos a una persona, sobre las 22.15, en la plaza de Osca. Durante las persecuciones y enfrentamientos por las calles del barrio, algunos vecinos han apoyado desde los balcones las reivindicaciones de los manifestantes haciendo sonar cazuelas.

Más concentraciones

Se trata de la tercera noche consecutiva de disturbios. Pasadas las 23.30 horas, los altercados han continuado por diferentes calles del barrio y dotaciones de los Bombers de la Generalitat han acudido a apagar el fuego originado por el incendio de más de una docena de contenedores que ocupaban toda la calzada a lo largo de unos ocho metros de ancho.

Un centenar de personas se han manifestado en Lleida.  La concentración ha finalizado sin altercados graves. Según la policía local de Lleida, los manifestantes han iniciado a las 19.30 su concentración a las puertas del Ayuntamiento de la ciudad, donde bajo una intensa lluvia han gritado consignas contra el desalojo de Can Vies y contra la actuación de los Mossos d'Esquadra.

Los concentrados han iniciado una manifestación improvisada, en el transcurso de la cual han hecho pintadas en puertas y fachadas de varios establecimientos, sucursales bancarias e inmobiliarias. También han tirado huevos con pintura en la sede del PSC en Lleida. La manifestación ha acabado a las puertas de la sede de CDC, donde han vuelto a lanzar más huevos y pintura contra la fachada y contra una furgoneta de los Mossos d'Esquadra.

El dirigente de CDC Josep Rull ha explicado en su cuenta de Twitter que, en Terrassa, la sede de su partido ha sido atacada con un contenedor ardiendo.

Noticias relacionadas

En Badalona, unas cincuenta personas se han concentrado ante el consistorio en solidaridad con los jóvenes okupas de la capital catalana convocados por el colectivo Ágora, que agrupa a diferentes entidades de la localidad. Los manifestantes se han dirigido a la sede de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), donde han gritado en contra de esta formación y, tras cortar durante unos minutos la carretera general, muchos de ellos han tomado el metro en dirección a Barcelona.

En Tarragona, unas 100 personas se han reunido ante la sede de CDC, entre un gran despliegue policial, y han leído un manifiesto de solidaridad con Can Vies. También han criticado la actuación de los Mossos del martes por la noche. Posteriormente, los manifestantes han marchado hasta la sede de la Delegación del Gobierno en la ciudad, donde se han disuelto sin ningún incidente.

Temas

Can Vies