30 oct 2020

Ir a contenido

ATENCIÓN A LOS MÁS VULNERABLES

Creu Roja inicia su ofensiva por la alimentación de los niños

Echa a andar la Alianza Humanitaria, que espera recaudar un millón de euros

TONI SUST / Barcelona

La Creu Roja presentó ayer la Alianza Humanitaria para la Alimentación Infantil, un gran llamamiento a las administraciones, al mundo empresarial, a los agentes sociales y a la ciudadanía en general para recaudar un millón de euros durante el 2014 en favor de la alimentación infantil. La iniciativa llega en un contexto de crisis que hace que muchos menores no coman como deberían: muchos tienen poco acceso a alimentos frescos y acaban comiendo macarrones cada día, otros no cenan, algunos encuentran la única comida completa del día en el comedor escolar. En verano, la preocupación se redobla, al suspenderse la ayuda que aunque parcial suponen las becas de comedor, que hoy benefician a 70.000 alumnos del millón que cursa estudios obligatorios, es decir, de 3 a 16 años, según Ensenyament.

El presidente de Creu Roja en Catalunya, Josep Marquèsanunció la creación de la Alianza Humanitaria durante un Foro de opinión Primera Plan@ en diciembre pasado. El reto es obtener un millón de euros para dar 100.000 ayudas alimentarias a niños. Durante el 2013, la entidad repartió 57.200 ayudas de este tipo. Además, se hace un llamamiento a colaborar como voluntarios.

Porcentajes concluyentes

Creu Roja subraya el motivo que le ha llevado a emprender esta campaña: el hecho de que la pobreza infantil roce hoy en Catalunya el 30%, más elevada que la global. La oenegé siempre ha contado con un activo para su labor: el grupo de personas al que atiende. Sobre sus atendidos, la Creu Roja hace estudios que permiten observar su evolución. Por eso saben que siete de cada diez personas atendidas por la entidad no pueden garantizar una alimentación saludable a sus hijos y hijas y que el 38% de ellas no tienen recursos para pagar el comedor escolar.

Creu Roja tiene un programa de apoyo a estos padres que no pueden pagar el comedor, y fuera del periodo escolar entrega a familias en situación de vulnerabilidad tarjetas de prepago para que puedan ir a comprar a tiendas de proximidad sin que nadie sepa que reciben ayuda. Porque una de las normas de Creu Roja es evitar en lo posible que una persona atendida deba revelar su condición para recibir la ayuda. La entidad también puso en marcha el año pasado un programa piloto denominado #Menjarsalinsti sobre becas de secundaria mediante el cual se financia un menú saludable a jóvenes de cinco institutos.

El acto de ayer sirvió para presentar la web de la alianza: www.ellsnopodenesperar.org, que ya estaba activa, con el contador de aportaciones todavía a cero. En diciembre, cuando fue anunciada esta iniciativa, contó con el apoyo de la Generalitat, dejando atrás la polémica sobre los términos 'malnutrición' y 'desnutrición' (el primero, estimulado por la crisis; el segundo, inexistente en Catalunya).