Miguel Ricart llega a Barcelona

El condenado por el crimen de Alcàsser llegó en autocar a la Estació del Nord procedente de Córdoba

Miguel Ricart, a la salida de la prisión, rodeado de medios de comunicación que buscan sus declaraciones.

Miguel Ricart, a la salida de la prisión, rodeado de medios de comunicación que buscan sus declaraciones. / EFE / MARIANO CIEZA MORENO

Se lee en minutos

MAYKA NAVARRO / Madrid

Miguel Ricart, condenado por el triple crimen de Alcàsser y que fue puesto en libertad el pasado viernes por la Audiencia de Valencia, está localizado en Barcelona, según ha confirmado este diario de un portavoz de los Mossos d'Esquadra.

Ricart ha llegado en autocar sobre las dos de la tarde a la Estació del Nord de Barcelona en un autobús que ha partido de Córdoba a primera hora de la mañana, según ha adelantado La Vanguardia.

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, ha hecho esta mañana un llamamiento "a la calma" porque Ricart "ya no está" en Córdoba ni existe ningún motivo de alarma, ha dicho. Ricart tomó un autobús de línea regular a primera hora de la mañana en Córdoba con dirección Barcelona, acompañado de un sacerdote y de varios policías.

Antes de empezar el viaje, la Policía Nacional ha comunicado a los Mossos d'Esquadra la llegada de Ricart a Barcelona, y dese las dos de la tarde del jueves es la policía catalana le que realiza una "vigilancia no invasiva", siguiendo las directrices de Fiscalía.

Te puede interesar

Según Instituciones Penitenciarias, Ricart, que ha pasado 21 años en prisión encarcelado sin ni un solo día de permiso por el crimen de las niñas de Alcasserdel año 1992, por el que fue condenado a 170 años, "no tiene pronóstico favorable de reinserción".

Ricart fue la única persona condenada por el asesinato de Miriam García, Toñi Gómez y Desirée Hernández, las niñas de 14 y 15 años que desaparecieron en noviembre de 1992 y cuyos cuerpos fueron localizados en el paraje de La Romana el 27 de enero de 1993; el otro considerado autor de este suceso, Antonio Anglés, huyó y figura en paradero desconocido desde entonces. Los Mossos aplican un seguimiento no invasivo, tal como ordenó la fiscalía tras su excarcelación después de pasar 21 años en la cárcel de los 170 a los que fue condenado como coautor del crimen junto a Antonio Anglès, que continúa en paradero desconocido desde entonces, y cuya orden de búsqueda y captur sigue vigente actualmente.