Fernández Díaz se reafirma en sus críticas al matrimonio gay

El ministro de Interior reivindica su derecho a opinar y a discrepar de la ley en torno al matrimonio homosexual

Se lee en minutos

GEMMA ROBLES / Madrid

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha referido este martes a la polémica que suscitaron sus últimas palabras en torno al matrimonio homosexual y la relación que las administraciones ¿él representa a una de las más relevantes, el Gobierno- deberían tener con una forma de relación que no ayuda a "perpetuar la especie". Fernández reivindicó su derecho a expresar su opinión personal con libertad e, incluso, a discrepar “democráticamente” de la ley, pese a que garantiza su acatamiento.

En los pasillos del Senado y una vez terminada su intervención en la sesión de control al Ejecutivo, el titular de Interior pidió a los periodistas que tengan en cuenta que sus polémicas expresiones se produjeron en un contexto muy determinado y desde el respeto “a todas las personas” y, fundamentalmente, a la ley.

Noticias relacionadas

A continuación, apuntó que las declaraciones que efectuó en Roma responden a su acepción personal del matrimonio, que, según recordó, dejó plasmadas en el recurso que su partido presentó ante el Tribunal Constitucional contra el matrimonio gay, y que él mismo firmó junto a otros 57 diputados. Agregó que hubo un voto particular que acompañó a la sentencia del alto tribunal (que rechazó el recurso popular) que se manifestó en la misma línea conservadora que defiende el ministro.

Dicho esto y ante la petición de ICV de que comparezca en sede parlamentaria para explicar sus palabras sobre los homosexuales, Fernández Díaz defendió su derecho a pensar lo que quiera y se quejó de que, “algunos”, desde la “tolerancia”, le nieguen ese derecho. “Se puede discrepar de la ley democráticamente, desde el respeto a la ley se puede expresar la opinión. Insisto en mi deber de acatar la ley”, concluyó.